Lenguas dravídicas

Lenguas de la India. Las lenguas dravídicas son una de las dos grandes familias de lenguas (la otra es el indoeuropeo) que se hablan en la India. Esta familia lingüística cuenta con más de 165 millones de hablantes situados principalmente en la región sur y este del país, así como en la isla de Sri Lanka. Está dividida en veintitrés lenguas, de las cuales, cuatro tienen reconocimiento oficial (la Constitución india reconoce como oficiales, además del hindi, otros quince idiomas): el tamil, el malayalam, el kunnada y el telugu, cuyo origen se remonta al segundo o tercer milenio antes de la era cristiana y que cuentan además con un sistema de escritura y una literatura propias. El resto de los idiomas dravídicos son hablados por pocas personas y existen sólo en su variante oral, carecen de registro escrito.

Origen de las lenguas dravídicas

Los orígenes de esta familia lingüística son algo inciertos. Según algunas hipótesis, parece que sus primeros hablantes fueron indígenas indios que habían emigrado del noroeste al sudeste de la península. Existen vestigios de una lengua anterior, denominada predravídica, que se habría extendido por un territorio más amplio dentro del país, pero que se habría extinguido por completo en la actualidad. Fue reconocida oficialmente como una familia diferente de las otras que existen en la India en 1816 por el filólogo inglés Francis W. Ellis.

Características de las lenguas dravídicas

Desde el punto de vista gramatical, la familia de las lenguas dravídicas utiliza una estructura en la composición de las frases similar al latín, ya que declina los sustantivos y adjetivos para indicar su función dentro de la oración. Los verbos tienen forma pronominal y lo más característico en ellos es que no se conjugan en forma negativa, sino que existen palabras de significado opuesto para designar las acciones que normalmente serían enunciadas con una partícula negativa. Por otra parte, debido a su antigüedad, las lenguas dravídicas han servido de sustrato (tanto fonético como de ciertas estructuras gramaticales) a buena parte de los idiomas que se hablan en el subcontinente asiático, sin embargo, en su forma actual, ha incorporado numerosos préstamos de otros idiomas del país, sobre todo del sánscrito.

Por regla general, estas lenguas cuentan a su vez con amplias variantes dialectales surgidas en las diferentes zonas en las que se emplean, pero estos dialectos carecen de escritura. En la composición de su vocabulario cuentan con abundantes préstamos de otras lenguas indias, sobre todo el sánscrito, el pali y el pakrit, además prestamos de origen indoeuropeo como el inglés o el portugués.

Principales lenguas dravídicas

Tamil

Sus hablantes (más de cuarenta millones de personas) ocupan el área geográfica más amplia dentro de la zona en la que se extienden las lenguas dravídicas: el estado de Tamil Nadu, buena parte de Sri Lanka y algunos pequeños núcleos más en el sudeste asiático y en el noreste de África. Su producción literaria se cuenta como una de las más ricas y antiguas en el conjunto de estas familias, conservándose inscripciones en este idioma en monumentos del III y II milenio a.C. El tamil tiene también numerosas variantes dialectales que van variando por regiones.

Malayalam

Es hablada en la región de Kerala por una población de más de veintiún millones de personas. Igual que el tamil, cuenta con dialectos zonales.

Kannada

Con más de veinticinco millones de hablantes, la región donde se emplea esta lengua es fundamentalmente el estado de Karnakata. Lo más característico de ella es que tiene dos formas, una culta y otra coloquial, además de numerosas variantes dialectales. Cuenta asimismo con una peculiar ortografía y ha desarrollado una abundante producción literaria tanto en épocas antiguas como en la actualidad.

Telugu

Lengua oficial del estado de Andhra Pradesh, es hablada por unos cincuenta y tres millones de personas. Existen diferencias entre la expresión escrita y hablada y, como en los demás idiomas, también existen numerosos dialectos zonales. Su ortografía es similar a la del kannada y cuenta con amplia y rica literatura.