Lenguas oceánicas

Lenguas indígenas de Oceanía. Las lenguas oceánicas son una de las dos principales ramas (la otra es la indonesia, con 200 lenguas y unos 150 millones de hablantes) de la familia malayo-polinesia, que es una de las más amplias familias de lenguas tanto en numero de hablantes (más de quinientos millones en total), como en el área geográfica que abarcan. Las lenguas oceánicas suman unas trescientas variantes distintas, que son habladas por un millón de personas repartidas por todo el océano Pacífico. Están dividas en tres grupos principales: las polinesias, las melanesias y las micronesias.

Origen de las lenguas oceánicas

No se conoce con exactitud el origen de la formación de estas lenguas, pero algunas hipótesis apuntan a que puede haber estado en algún lugar entre Indonesia y Nueva Guinea y que desde ahí se habría extendido su uso al resto de la región. Cronológicamente, parece que su conformación se produjo hace dos o tres milenios.

Características de las lenguas oceánicas

Desde el punto de vista gramatical, lo más característico de las lenguas oceánıcas es que la oración suele organizarse empezando por el verbo, al que siguen el sujeto y después los complementos. Los verbos se dividen en dos categorías: los estáticos, que indican una acción pasiva con respecto al hablante; y los dinámicos, cuya conjugación es más compleja y que suelen referirse a acciones que implican un movimiento o una actividad en la que puede estar incluida o no la persona que enuncia la oración. Los pronombres personales que acompañan a los verbos indican la posición del hablante con respecto al hecho descrito. En el caso de la primera persona del plural, cuentan generalmente con dos pronombres, uno que incluye a la persona que escucha y otro que no.

Una de las características más importantes de estas lenguas es su sistema de sufijos y prefijos. A través de ellos, no sólo cambian los significados de las palabras, sino que, en el caso de los sustantivos y los adjetivos, indican la función de las mismas dentro de la oración, como las declinaciones en latín.

La mayor parte de su vocabulario está compuesto por palabras de dos sílabas con terminación en sonido vocálico y cuentan con un peculiar modo de formar el plural a través de un sistema de reduplicación, es decir, al repetir dos veces la misma palabra se indica su plural. En la conformación del vocabulario utilizan préstamos de otras lenguas de la región, sobre todo de la rama indonesia; tienen además, debido a la época de la colonización, préstamos de otros idiomas de raíz indoeuropea como el inglés, el francés o el español. Para su escritura, la mayoría de estas lenguas emplean el alfabeto romano así como también alfabetos de base india o árabe. Fonéticamente, tienen entre cuatro y cinco sonidos vocálicos y alrededor de veintidós consonánticos.

Principales familias de lenguas oceánicas

Polinesia

Esta familia incluye lenguas como el samoano, el tongano, el tahitiano, el maorí y el hawaiano y el área en la que se emplea es el triángulo formado por la Isla de Pascua, Hawai y Nueva Zelanda. Está compuesta por unas veinticinco lenguas que se caracterizan por su homogeneidad tanto gramática como fonética. Desde el punto de vista gramatical, una de las características de estas lenguas es que los prefijos y sufijos han llegado a convertirse en partículas independientes, que en algunos casos pueden sustituir a otras palabras. Aunque cuentan con sistemas de escritura, todavía se mantiene en estos idiomas una gran tradición de literatura oral.

Melanesia

A esta familia pertenecen más de doscientas lenguas diferentes habladas fundamentalmente en la región situada entre Nueva Guinea y las islas Fiyi. Este conjunto de idiomas está caracterizado por una enorme heterogeneidad que hace que, más que constituir una unidad lingüística, se conformen como un grupo geográfico. Entre las lenguas que se hablan en esta región hay algunas de bastante antigüedad (cuyos orígenes se remontan incluso al II milenio a.C.) y parece que fueron introducidas en esta región por comerciantes y viajeros procedentes de Taiwán.

Micronesia

Esta familia lingüística se extiende por las islas situadas entre el norte de Melanesia, las islas Filipinas y la Polinesia. Una de las lenguas perteneciente a este grupo es el yapés, que es un idioma antiguo y complejo con muchas mezclas y préstamos en su conformación.