Empleo de la letra k

    En la lengua española la letra k representa el fonema oclusivo velar sordo, presente, por ejemplo, en kilómetro.

    Se escriben con la letra k las palabras procedentes de otros idiomas en las que se ha procurado respetar la ortografía originaria. Por ejemplo, kiwi, kurdo. Muchos de estos vocablos se pueden escribir también con qu o c. Por ejemplo, curdo.