Empleo de la letra y

    En la lengua española la letra y representa el fonema vocálico i –por ejemplo, muy– y el fonema consonántico palatal sonoro –por ejemplo, aya–.

    El empleo del dígrafo ll o de la letra y permite distinguir palabras –homófonas–. Por ejemplo, cayado (`bastón´) y callado (verbo callar).

    Se escriben con la letra y:

    1. Fonema vocálico i:

      • Las palabras terminadas en este fonema precedido de otra vocal con la que forma un diptongo o de otras dos con las que compone un triptongo. Por ejemplo, soy, estoy, ley, rey, buey, muy.

    Sin embargo, existen excepciones, como bonsái, saharaui.

    • La conjunción coordinada copulativa y. Por ejemplo, Ana y David.

    Cuando la siguiente palabra comienza por el fonema vocálico i, la conjunción y se convierte en e, excepto cuando dicho fonema forma parte de un diptongo. Por ejemplo, monasterios e iglesias, padre e hija. Sin embargo, agua y hielo.

    1. Fonema consonántico palatal sonoro:

    • El número plural de las palabras terminadas en y en singular. Por ejemplo, bueyes, reyes, leyes. Existen excepciones, como jersey/jerséis, samuray/samuráis.

    • Algunas formas verbales de los verbos caer, creer, leer, poseer, proveer, raer y sobreseer. Por ejemplo, cayese, leyeran, sobreseyendo, poseyereis.

    • Algunas formas verbales de los verbos cuyo infinitivo termina en -oír y -uir. Por ejemplo, oyó, huyeras, atribuyendo.

    • La forma verbal de gerundio del verbo ir: yendo.

    • Cuando este fonema sigue a los prefijos ad-, dis- y sub-. Por ejemplo, coadyuvar, disyunción, subyacente.

    • Las palabras que incluyen la sílaba -yec-. Por ejemplo, inyección, proyector.