Mezclas y combinaciones

    Combinaciones de dos o más sustancias.

    Una mezcla es la unión de varias sustancias sin que existan interacciones entre ellas que conduzcan a la formación de especies nuevas. Un ejemplo de ello puede ser la disolución de azúcar en agua, tras la cual continúan las sustancias asociadas, sin que se haya generado ninguna otra a partir de ellas.

    Las mezclas de sólidos en sólidos y de gases en gases pueden verificarse en cualquier proporción. Sin embargo, con los líquidos no sucede así, pudiéndose dar dos casos: que sean miscibles o inmiscibles. Los líquidos miscibles, como el agua y el alcohol, se unen entre sí en todas las proporciones, formando disoluciones. Los inmiscibles, como, por ejemplo, el agua y el aceite, se distribuyen en fases distinguibles a simple vista. Por agitación, se puede lograr una fragmentación del aceite, apareciendo así una emulsión, pero basta dejar ésta en reposo para que las gotas de aceite se reúnan y se regrese a la situación de partida.

    Así pues, en una mezcla:

    Los componentes conservan las propiedades que poseían antes de ser mezclados.

    Los componentes pueden entrar en cualquier proporción.

    Los integrantes de la mezcla pueden separarse por medios físicos.

    Al formarse la mezcla no se registra desprendimiento o absorción de calor.

    Las mezclas pueden ser homogéneas y heterogéneas.

    Una mezcla es homogénea cuando no se pueden distinguir sus componentes a simple vista, ni siquiera con un microscopio (el café con leche sería un ejemplo).

    Una mezcla es heterogénea cuando se diferencian fácilmente sus componentes. Éstas se dividen, a su vez, en mezclas groseras y suspensiones. Las mezclas groseras tienen integrantes muy distintos por alguna propiedad (color, tamaño, etc) y, por tanto, son de sencilla distinción. Las suspensiones son masas líquidas que tienen distribuidas en su seno partículas que, al no ser solubles, terminan por depositarse en el fondo del recipiente que alberga al conjunto del líquido y las partículas.

    Los componentes de una mezcla pueden ser separados mediante los siguientes procedimientos:

    Destilación. Aplicable a mezclas líquidas. Su fundamento se basa en la existencia de puntos de ebullición diferentes en los componentes de la mezcla. Para aplicar este método, se calienta hasta que se separe el primer componente, en forma de vapor, condensándolo a continuación para pasarlo de nuevo a fase líquida y continuando así el proceso con los siguientes miembros de la mezcla. Este método sólo se puede emplear cuando los líquidos tengan puntos de ebullición muy distantes, ya que, en caso contrario, se corre el riesgo de que dos componentes destilen juntos.

    Evaporación. Típica de disoluciones. Consiste en colocar éstas en depósitos extensos y de poco fondo a fin de facilitar que el disolvente se evapore y deje el soluto en el fondo de dichos depósitos. La evaporación del agua marina en las salinas para obtener sal es un ejemplo de esta técnica.

    Filtración. Se usa para separar un sólido mezclado con un líquido, cuando aquél no se disuelve en éste. La mezcla se hace pasar por un filtro que retiene el sólido y deja pasar el líquido. Un ejemplo se da cuando se emplean filtros para purificar agua que lleva arena.

    Empleo de disolventes. Se basa en usar una sustancia que disuelva sólo a un componente de la mezcla. Si se depositan hojas verdes en un vaso con alcohol, al poco tiempo, éste se verá teñido de verde, debido a que la clorofila de las hojas ha pasado a él.

    Sedimentación y decantación. Típico de mezclas de componentes separables en capas en función de su diferente densidad. El conjunto agua - aceite es un ejemplo.

    Tamizado. Separa los componentes de una mezcla sólida, cuando éstos tienen diferente tamaño, haciéndolos pasar por un tamiz que retiene a uno y deja pasar a otro u otros.

    Imantación. Útil cuando un componente es ferromagnético. La aplicación de un imán a la mezcla servirá para atraer al que posee propiedades magnéticas.

    Cromatografía. Su fundamento es la diferente velocidad de los componentes cuando son arrastrados por un disolvente a través de un tabique poroso.

    Frente al concepto de mezcla, se halla el de combinación, en el que dos o más elementos químicos se combinan en unas proporciones siempre bien definidas por las llamadas leyes ponderales (de Proust, Dalton, Richter). Sus componentes no pueden separarse por medios físicos y su unión o descomposición siempre emite o absorbe calor.

    En resumen:

    Mezclas

    Combinaciones

    No tienen por qué ser homogéneas

    Siempre son homogéneas

    Se realizan sin intercambio de energía

    Siempre se efectúan con intercambio de energía

    Los componentes se separan por procedimientos físicos

    Los componentes se separan por métodos químicos

    Se pueden realizar en cualquier proporción

    Sólo pueden realizarse en proporciones determinadas de los componentes