Materia

    Todo aquello que posee un volumen y una masa. La materia está constituida por átomos de una misma clase (cuerpos simples) o de varios tipos (cuerpos compuestos), ligados entre sí por unas fuerzas, llamadas enlaces, y constituyendo así moléculas. A su vez, las moléculas se atraen entre ellas por unas fuerzas, denominadas de cohesión.

    Todas las sustancias materiales se presentan en condiciones ambientales en estado sólido, líquido o gaseoso, si bien algunas sólo son posibles en un estado determinado. Las mencionadas fuerzas de cohesión son especialmente potentes en los sólidos, más débiles en los líquidos y aún menos intensas en los gases. En condiciones especiales, la materia puede presentarse en estado de plasma o formando condensados de Bose-Einstein.

    Se llaman propiedades generales de la materia aquellas que son poseídas por cualquier clase de sustancia. Son propiedades a destacar:

    Extensión. Es la propiedad que tiene todo cuerpo de ocupar un lugar en el espacio. Dicho lugar se denomina volumen del cuerpo.

    Impenetrabilidad. Es la imposibilidad de que dos cuerpos ocupen el mismo lugar en el espacio.

    Inercia. Definida en la Mecánica Clásica de Newton, es la tendencia que tienen todos los cuerpos a no cambiar de velocidad, de tal forma que si un cuerpo está en reposo o velocidad nula, y se desea poner en movimiento, se deberá ejercer una fuerza tanto mayor cuanto más grande sea la masa del cuerpo. Idéntica situación se plantea si el cuerpo está en movimiento y se desea detenerlo. Es decir que, en cualquier caso, hay que ejercer fuerzas sobre el cuerpo para que cambie su velocidad, ya que de por sí seguiría siempre con ella.

    Gravitación. También establecida por Newton, afirma que dos cuerpos se atraen entre sí con una fuerza directamente proporcional a la cuantía de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que los separa. Así, llamando m y m'a las masas de los cuerpos y d a la distancia entre ellos, la fuerza atractiva gravitatoria es:

    donde G es la llamada constante de gravitación universal, cuyo valor es 6,67 · 10-11 N · m2/kg2.

    Divisibilidad. Es la propiedad de toda la materia de poderse dividir en porciones más pequeñas sin perder sus propiedades. La divisibilidad tiene un límite que es la molécula, si el cuerpo es compuesto, y el átomo, en el caso de cuerpos simples, si bien la Física Moderna ha demostrado ya la existencia de partículas subatómicas.

    Elasticidad. Es la propiedad de los cuerpos de deformarse bajo la acción de una fuerza, recuperando la forma primitiva cuando cesa dicha fuerza. Todos los cuerpos tienen un límite de elasticidad, sobrepasado el cual se rompen, existiendo, según sea el valor de dicho límite, cuerpos más o menos elásticos.

    La propiedad contraria a la elasticidad es la plasticidad, denotada por una falta de recuperación al cesar la acción deformadora.

    De cualquier forma no existen cuerpos absolutamente elásticos ni absolutamente plásticos. Se llaman de una forma u otra según la propiedad que predomine en ellos.