Espectrometría

Técnica de análisis que utiliza unos dispositivos llamados espectrómetros, a partir de la cual se pueden obtener, entre otras informaciones, datos sobre la composición química o la estructura molecular de la materia. Las principales clases de espectrometría se indican a continuación.

Espectrometría de masas

Se basa en bombardear las moléculas de la sustancia a estudiar con electrones de alta velocidad, logrando, a partir de la misma, iones gaseosos, los cuales, tras ser acelerados, son separados, según sea su relación masa/carga, por la acción de campos eléctricos y magnéticos, accediendo así a un elemento detector que envía la información a un ordenador. En éste, por medio de un programa informático, se calcula la abundancia de cada variedad iónica, permitiendo así el conocimiento de la sustancia tratada.

Espectrometría de absorción atómica

Su fundamento es la capacidad de los átomos libres de absorber luz de una determinada longitud de onda, la cual es característica de cada elemento. Por consiguiente, conociendo qué longitud de onda posee la absorbida por un determinado átomo, se puede saber su identidad. Es un método muy interesante para identificar sustancias que se hallan en pequeñas cantidades en una muestra, por lo que se emplea en análisis bioquímico de tejidos de seres vivos, muestras de alimentos, contaminación ambiental, etc.

Espectrometría de quimiluminiscencia

Utiliza la propiedad que tienen algunas sustancias de emitir luz cuando, una vez excitadas, regresan a su estado normal. El efecto suele darse más abundantemente en moléculas que en átomos y se localiza tanto en sustancias disueltas, como gaseosas.

Espectrometría de emisiones

Actúa estudiando átomos que, una vez excitados, regresan a niveles energéticos más bajos, emitiendo una radiación. Cuando el átomo resulta excitado por la acción de una alta temperatura, genera una emisión atómica o emisión óptica, pero si es estimulado por luz, la emisión que se produce se denomina fluorescencia atómica.

En todo caso, a través de la cuantía de la emisión de los átomos excitados puede determinarse su concentración. Es un método muy sencillo, empleado frecuentemente en la medición de niveles de sodio, potasio, litio y calcio en muestras biológicas.

Espectrometría de fluorescencia atómica

Estudia la emisión de luz que producen los átomos estimulados mediante radiaciones electromagnéticas. Está especialmente indicada para la detección de cinc, mercurio y selenio.

Espectrometría de infrarrojo cercano

Se basa en irradiar sobre la muestra a estudiar una radiación de luz infrarroja cercana y analizar posteriormente la longitud de onda y la intensidad de la radiación que dicha muestra ha absorbido. Tiene especial interés en el análisis de sustancias orgánicas por su capacidad para detectar grupos hidroxilo y enlaces C = O y N ? H.

Espectrometría infrarroja

Análoga a la anterior, la irradiación es con luz infrarroja media. Se aplica, sobre todo, para moléculas orgánicas, especialmente organometálicas. Proporciona información de la cinética de un átomo dentro de la molécula a la que pertenece.