Azufre (S)

    /documents/10279/219001/img-013671/b0f01898-a51d-4f73-82e1-ccf822d7e351?version=1.0&t=1399524831000

    Elemento químico no metálico perteneciente al grupo 6 o de los anfígenos, de símbolo S. Era conocido desde tiempos antiguos, como lo prueba la alusión que de él se hace en la Biblia, donde se le denomina como piedra inflamable, su empleo en los mundos griego y romano o su utilización en la pólvora, inventada por los chinos en el siglo XII. Fue identificado como cuerpo simple por el francés

    Antoine-Laurent Lavoisier

    en 1777.

    ALGUNAS  CARACTERÍSTICAS

    Número atómico (Z)

    16

    Masa atómica (A)

    32,06 uma

    Configuración electrónica

    [Ne] 3s2 3p4

    Densidad

    2,07 g/cm3

    Punto de fusión

    392,2 K

    Punto de ebullición

    717,6 K

    Estados de oxidación

    -2, +2, +4, +6

    Valencia

    -2

    Estructura cristalina

    Rómbica (a temperatura ambiente)

    Otros datos

    Posee variadas formas alotrópicas

    El azufre es un elemento de color amarillo verdoso, insoluble en agua, aunque soluble en disolventes orgánicos, como el disulfuro de carbono, de olor desagradable y que, al oxidarse, siempre origina SO2 y nunca SO3, el cual debe ser obtenido por oxidación catalítica del anterior. Se une a la mayoría de los elementos, mediante enlaces iónicos o covalentes y funciona con estados de oxidación positivos y negativos.

    En la Naturaleza, se encuentra tanto libre como combinado. En la primera forma, hay importantes yacimientos, asociados siempre a la actividad volcánica (por lo que, frecuentemente, se halla ligado a la piedra pómez), en Islandia, Sicilia, México, Louisiana y Texas. Combinado se halla en forma de sulfuros y sulfatos. Los sulfuros más notables son el de plomo (galena), PbS2; el de cinc (blenda), ZnS; el de mercurio (cinabrio), HgS; el de antimonio (estibina), Sb2S3 y el de hierro (pirita), FeS2. Los principales sulfatos son el de calcio (yeso), CaSO4.2H2O; el de estroncio (celestina), SrSO4 y el de bario (baritina), BaSO4.

    En los seres vivos, el azufre se halla integrado en diversos aminoácidos, enzimas y vitaminas. Su intervención como enlace disulfuro permite que los polipéptidos se unan para engendrar proteínas. Es muy abundante en una proteína, llamada queratina, principal componente de estructuras corporales duras (pelo, uñas, garras, cuernos, etc). En los vegetales, a veces, se usa el SH2 disuelto en aguas subterráneas como reductor. Su existencia en proteínas es lo que hace que se halle en los combustibles fósiles.

    Presenta estados alotrópicos, que están relacionados con el estado físico en que se encuentre. En el sólido, puede cristalizar en los sistemas rómbico y monoclínico; en el líquido, hay tres variedades, llamadas, respectivamente, azufre lambda, azufre pi y azufre mu y, en estado gaseoso, existe, según la temperatura, el S8 y el S2 y el S. Es posible pasar de un estado a otro,  estableciendo la correspondiente temperatura, según la secuencia:

    S (rómbico)  S (monoclínico)            S

    Hay dieciocho isótopos de este elemento, pero sólo cuatro de ellos, el S32, el S33, el S34 y el S36 son estables, predominando de forma abrumadora (95,02%) el primero de ellos.

    Su obtención puede hacerse por varios métodos. En Sicilia, era tradicional quemar la piedra pómez que acompaña al elemento, dejando caer el producto por unas pendientes (calcaroni) a fin de recogerlo en la parte inferior de éstas. En EE.UU., se logra por el método de Frasch, con el que se inyecta en el yacimiento agua caliente y aire, originándose una espuma que contiene al azufre y que es llevada a la superficie.

    Entre sus principales aplicaciones, pueden citarse:

    Como azufre elemental: Se usa en la vulcanización del caucho, como insecticida, para producir fertilizantes y cementos especiales, en la fabricación de aislantes, pólvora y fósforos y, en Medicina, para la elaboración de ciertas pomadas. En orfebrería, sus polvos, mezclados con aceite o vaselina, se aplican a la plata para crear sobre ella una tonalidad oscura que se denomina pátina.

    En forma de compuestos: Los sulfuros son mena importante de muchos metales, aunque el de hierro se utiliza como materia prima en la producción de ácido sulfúrico; el sulfato de calcio es el yeso, material de importancia capital en construcción; otras combinaciones del azufre se usan como reactivos, en la industria textil, en el curtido de pieles, en la elaboración del papel, de jabones, de fertilizantes, de blanqueadores, de tintes, etc.