Ciclón subtropical

    Fenómeno atmosférico asociado a un dominio de bajas presiones y que comparte características tanto con los ciclones tropicales como con los extratropicales. Su ámbito de aparición es muy amplio, desde el ecuador hasta los 50 grados de latitud.

    La máxima velocidad que puede alcanzar un ciclón subtropical es de unos 117 km/h; es decir, la mínima de un huracán. También se diferencia de éste en que puede aparecer en épocas del año alejadas de los meses de agosto y septiembre, fechas habituales en el hemisferio norte para la formación de huracanes.

    En el tipo más frecuente de ciclones subtropicales, los vientos actúan en un radio de unos 160 km alrededor del núcleo. Esto quiere decir que la zona de vientos máximos es más amplia que en los ciclones tropicales.

    El segundo tipo de ciclones subtropicales posee un radio total próximo a los 160 km, si bien la zona de vientos máximos sólo alcanza 50 km alrededor del núcleo. Su vida acostumbra a ser breve. Hasta el año 2006, estos ciclones se clasificaban a su vez dependiendo de que fueran de núcleo frío o cálido. Pero a partir de esa fecha, los de núcleo cálido pasaron a clasificarse como ciclones tropicales.

    Si durante su desarrollo un ciclón extratropical adopta características tropicales, puede llegar a convertirse en subtropical. Éste a su vez se podrá trasformar, dependiendo de la velocidad del viento, en depresión o tormenta tropical y, en un caso extremo, en huracán. Aunque no es un caso frecuente, también puede darse el proceso inverso, que una tormenta tropical se transforme en ciclón subtropical.