Placa Australiana

    Placa tectónica que forma parte de otra mayor: la Indoaustraliana. Ésta abarca el continente australiano, las zonas oceánicas circundantes del mismo y se prolonga hacia el noroeste para abarcar también el subcontinente indio, llegando hasta la frontera de China. La placa Indoaustraliana es el resultado de la unión hace unos 50 o 55 millones de años de la placa Australiana y la India, que hasta entonces se desplazaban por separado. En la actualidad, el límite entre ambas presenta una elevada actividad. La India, Meganesia (constituida por Australia, Nueva Guinea y Tasmania), Nueva Zelanda y Nueva Caledonia son fragmentos del antiguo supercontinente Gondwana.

    El límite oriental de la placa es conflictivo, debido a su convergencia con la placa Pacífica. Ésta se hunde bajo la Indoaustraliana y forma la fosa de Kermadec y los arcos insulares de Tonga y Kermadec. Tal convergencia es también el motivo de la elevación de algunas zonas orientales de Nueva Zelanda. Por otra parte, el borde sur de la placa constituye un límite divergente con la placa Antártica. Al noroeste, la placa Indoaustraliana forma un límite de subducción con la Euroasiática, el cual no es coincidente con la línea biogeográfica de Wallace, que separa las faunas indígenas de Asia y Australasia. Las islas más orientales de Indonesia, por ejemplo, se ubican sobre la placa Euroasiática, mientras que su flora y fauna son propias de Australasia.