Halogenuros

    La fluorita, en la imagen, es uno de los principales halogenuros, compuestos minerales formados por halógenos (flúor, cromo, etc.) y metales.

    Minerales formados por la asociación de metales con elementos del grupo químico VII o de los halógenos. Los elementos halógenos son el flúor, el cloro, el bromo, el yodo y el astato, presentándose en estos minerales en forma de iones F, Cl, Br, I y At. Su nombre proviene de la palabra griega halos, que significa sal, y de hecho, numerosas sales son halogenuros.

    Algunos de los halogenuros más comunes son la sal común, o sal gema (cloruro sódico); la silvina (cloruro potásico), que al igual que el ejemplo anterior aparece en depósitos sedimentarios; y la fluorita (fluoruro cálcico).

    Los halogenuros se emplean en la fabricación de las lámparas de descarga de alta intensidad, empleadas para el alumbrado público, y que poseen una mayor eficiencia energética que las de vapor de mercurio.