Corrientes de Foucault

    Corrientes inducidas que aparecen en las masas conductoras, sometidas a una variación de flujo magnético. También se las conoce como corrientes en torbellino.

    El efecto de las corrientes de Foucault se puede observar en un disco sometido en parte a la acción de un campo magnético perpendicular al plano del mismo y capaz de girar en el seno de dicho campo.

    Si se toma un elemento diferencial de la porción de la superficie que está sometida a ese campo magnético, se producirá en él una corriente inducida que causará un desplazamiento de cargas. Éstas, a través de otros elementos no afectados por el campo magnético, pueden regresar a sus posiciones originales, en una especie de ciclo. De esta manera, aparecen en la pieza móvil unas corrientes cíclicas, en torbellino, que, según la ley de Lenz, tenderán a ralentizar el giro del disco, llegando, incluso, a la detención del mismo.

    Otro caso de aparición de este tipo de corrientes se halla en el núcleo de un transformador, donde la electricidad que circula por el primario y el secundario induce un flujo variable a través de él. Ello es causa de que aparezcan unas corrientes de Foucault, que al ser muy perjudiciales, deben ser eliminadas a fin de lograr el máximo rendimiento en el transformador.

    El efecto de las corrientes de Foucault es siempre perjudicial para la máquina en la que aparecen, ya que suponen la conversión de gran parte de energía en calor que se disipa al exterior, sin beneficio alguno. Por ello, en la construcción de máquinas eléctricas, las piezas que se vayan a ver sometidas a inducciones variables, deben ser divididas en láminas finas paralelas y revestidas de barniz aislante; estas planchas se fabrican con acero al silicio, material de alta resistividad, lo que tiene como consecuencia la disminución de la intensidad de las corrientes inducidas. Todo ello hace que aparezca una fuerte resistencia entre las láminas que impide la propagación de las corrientes en torbellino de una placa a otra, con lo que la acción nociva de ellas queda limitada a cada una de las planchas.

    Del mismo modo, hay que procurar que los elementos de ligadura entre elementos, tanto en uniones fijas como móviles, no cierren el circuito entre componentes que sufren las indicadas variaciones de inducción; otro tanto puede decirse respecto a los soportes de las bobinas, lo cuales deberán ser no conductores.

    El efecto de frenada de las corrientes de Foucault puede ser empleado de forma positiva en algunos dispositivos como los contadores. En ellos, un disco se sitúa en un campo magnético, con lo que se inducen en él unas corrientes en torbellino que generan unos impulsos que se oponen a la fuerza magnética inicial. Por otra parte, el fenómeno ya descrito de frenado, mediante las corrientes de Foucault, es empleado en algunos dispositivos de frenos de vehículos pesados.