Anona

    El término anona designa una serie de especies vegetales propias de la América tropical y subtropical, cuyos frutos, de características similares entre sí, se han consumido desde antiguo en las culturas precolombinas y que, modernamente, se han extendido en algunos casos, como el de la chirimoya, a otras latitudes.

    Dentro del género Anona, perteneciente a la familia botánica de las anonáceas, quedan comprendidos una serie de árboles de pequeño tamaño, de flores aparentes con vistoso colorido y que forman frutos, que son en realidad infrutescencias, es decir, unidades formadas por coalescencia de numerosas flores, razón por la cual cada unidad contiene numerosas semillas.

    Entre las frutas anonáceas, cabe citar la chirimoya (Anona cherimolia), la más difundida fuera del ámbito latinoamericano, y que se cultiva en la cuenca mediterránea y el Asia tropical y subtropical; la guanábana (Anona muricata), de corteza verde con hileras de espinas y mayor tamaño que la anterior; el anón, o anona de Perú (Anona squamosa), difundida en el litoral norandino y en las Antillas; la ilama (Anona diversifolia), propia de México y el Caribe, y el mamón, o anona colorada (Anona reticulata), de pulpa más sólida y granulosa que las anteriores.