Psicología

    Ciencia dedicada al estudio de la mente y la conducta humanas. Abarca, en consecuencia, y sin que la descripción sea exhaustiva, el funcionamiento del cerebro, como elemento necesario para la captación de estímulos, el procesamiento de éstos y su aprehensión, el proceso de aprendizaje, el papel de la experiencia y la influencia de todos estos factores en el comportamiento, etc. Análogamente, puede realizar tareas predictivas, señalando factores de riesgo que haga proclive la conducta humana a manifestarse de una u otra forma.

    Se trata de una ciencia que, a menudo, necesita para desarrollarse del apoyo de otras, como la Filosofía, la Lógica, la Sociología, la Antropología, etc. Por otra parte, aunque sus contenidos y finalidades puedan coincidir en ocasiones, es una disciplina distinta de la Psiquiatría, ya que, a diferencia de ésta, no sólo considera situaciones patológicas, sino también temas de conducta psicosocial, por lo que, frecuentemente, psicólogo y psiquiatra unen sus esfuerzos para la resolución de determinados casos.

    En la actualidad, el campo de la Psicología ha trascendido del mero estudio de la mente (a veces, identificada con el espíritu o el alma), para analizar otros aspectos del ser humano, como, por ejemplo, ciertos parámetros biofísicos, su posibilidad de inserción en un determinado contexto social, sus aptitudes para el desarrollo de un trabajo concreto, los condicionantes mentales de cada edad biológica, etc. Como fundamentales, puede señalarse las siguientes ramas de la Psicología:

    • Psicología Fisiológica: estudia la forma en que los fenómenos físicos condicionan a los psíquicos, por lo que analiza las bases biológicas que pueden influir en la conducta del individuo. Considera las respuestas elaboradas por el sistema nervioso a partir de los estímulos recibidos y la manera en que los cambios biológicos influyen en la conducta.

    • Psicología comparada: parte de la base de que el hombre pertenece al reino animal, por lo que analiza las similitudes y las diferencias entre el comportamiento humano y el animal, ante un determinado estímulo. Naturalmente, su campo está circunscrito a las situaciones en que ambas conductas pueden ser comparables, ya que hay respuestas animales que nunca se dan en el hombre y recíprocamente.

    • Psicología evolutiva: considera la conducta en las sucesivas etapas de crecimiento y desarrollo del individuo, prestando especial atención al proceso de maduración que se registra en el paso de la adolescencia a la edad adulta y estudiando también los cambios que tienen lugar en la persona cuando ésta llega a la vejez. Investiga de forma especial los cambios que se registra en cada etapa, en lo referente a los aspectos sensorial, emotivo, motor o intelectual, y que pasan en todo individuo de un inicio a una plenitud, para iniciar luego una decadencia.

    • Psicología social: estudia la influencia del entorno social del individuo sobre la conducta de éste. Se trata de una rama de la Psicología muy entroncada con la Sociología y en la que intervienen multitud de factores, de índole económica, política, étnica, etc.

    • Psiolcogía patológica: considera las enfermedades mentales, analizando su origen, su identificación y las etapas de su evolución. Se desarrolla en estrecha colaboración con la psiquiatría.

    • Psicología diferencial: estudia los factores que contribuyen a la existencia de diferentes maneras de pensar, de razonar o de actuar ante un determinado problema, según el individuo que lo encare.

    Actualmente, la Psicología tiene diversos campos de aplicación. Por sólo citar los más notables, mencionaremos la Psicología Clínica, que aborda el diagnóstico, prevención y terapia de trastornos de la conducta; la Psicología Educativa, que se ocupa de las solución de problemas escolares; la Psicología Laboral, utilizada para selección de personal y la Psicología Comunitaria, que considera al individuo no como ente aislado, sino como una realidad insertada en un determinado ambiente.