Escala musical

Una escala es una forma de ordenar las notas musicales por lo que, en la música occidental (que contempla siete notas más un do final repetido) también se les denomina octavas. La escala mayor dispone las siete notas con los intervalos de las teclas blancas del piano. Si se desea obtener la escala mayor tomando como base o sonido fundamental cualquier otra nota, debe alterarse alguna o varias notas. Cada una de las notas o grados de la escala recibe un nombre específico: tónica (I), supertónica (II), mediante (III), subdominante (IV), dominante (V), submediante (VI) y sensible (VII).

Transcripción de las notas en el pentagrama según se emplee la clave de sol o la de fa.

La escala menor posee también siete notas, pero con una interválica diferente. Procede directamente del modo eólico, y al igual que la escala mayor, para obtener una escala menor sobre cualquier otra nota fundamental deben alterarse las notas. Las tonalidades mayor y menor que tienen las mismas notas alteradas se denominan relativas.

La música occidental tiene su origen en los usos musicales de la Grecia antigua, que estaba basada en un tipo de ordenamiento de las notas musicales de una octava llamados modos. Éstos resurgieron en pleno medievo convertidos en los modos eclesiásticos o gregorianos. Hacia el siglo XVI se aceptaron los modos jónico y eólico y los restantes cayeron en desuso. El primero se convirtió en modelo para la escala mayor, y el segundo para la escala menor.

Otras escalas

Existe gran variedad de ellas, además de las escalas mayor y menor. La escala menor ha experimentado, por motivos armónicos, una serie de modificaciones, de forma que se puede hablar de tres escalas menores. La ya descrita constituye la llamada escala menor natural pero también existen las llamadas escala menor armónica y escala menor melódica basados en la alteración ascendente de la séptima y sexta nota o grado respectivamente.

En gran número de obras, tanto en el contexto de la música culta como en el jazz, el blues y la música tradicional, aparecen otro tipo de escalas. La escala pentatónica es una de las más antiguas, pues aparece ya en Asia menor en el siglo XX a.C. Está presente en muchas músicas tradicionales, sobre todo en Asia, así como en la música tradicional irlandesa. La escala hexágona aparece ya en episodios de ciertas obras del siglo XX, y está formada por seis notas a intervalos de tono. Por otro lado, la escala de blues es una escala pentatónica menor con una nota extra o cromática. Es muy versátil y constituye la base del blues y el rock. Por último, la escala cromática consiste en la ordenación de las doce notas en semitonos. Constituye la base de la música dodecafónica, cuyas melodías se construyen ordenando con ciertas reglas estos sonidos en series. Es normal representar los sonidos alterados ascendentemente cuando la escala asciende y descendentemente cuando la escala desciende.