Fotografía

Cámaras de fotografía utilizadas en el s. XIX

Arte visual que consiste en reproducir y fijar imágenes a través de reacciones químicas desencadenadas por el sometimiento de películas o placas fotosensibles a la acción de la luz. El mismo nombre recibe la imagen obtenida por ese procedimiento.

La fotografía es una consecuencia del deseo que el ser humano siempre ha tenido de representar la realidad de la forma más fiel posible. Hasta el siglo XIX, cuando la fotografía fue inventada, este deseo era satisfecho mediante otras disciplinas artísticas, como el dibujo o la pintura, con las limitaciones propias de cada una de ellas. La fotografía, sin embargo, abrió puertas nuevas al alcanzar unos niveles de detalle y fidelidad nunca antes alcanzados. La fotografía permitió captar hechos fugaces y apreciar detalles que hasta entonces eran difícilmente apreciables para el ojo humano y mucho menos representables por la mano del dibujante o el pintor.

Resulta indudable la importancia que la fotografía ha tenido en el conocimiento que los seres humanos poseemos de nuestro mundo. Gracias a la fotografía de rayos X es posible “ver” cómo son los cuerpos en su interior, la microfotografía ha permitido captar imágenes de cuerpos microscópicos y las fotografías del espacio muestran objetos que se encuentran a distancias hoy día insalvables.

No hay que considerar sin embargo a la fotografía como un sustitutivo del dibujo o la pintura. En su modalidad artística, la fotografía es una disciplina independiente, con sus normas y técnicas propias, al mismo tiempo que se halla muy vinculada con las demás.

Al margen de los diversos usos que se hace de ella en la ciencia y la tecnología, los principales tipos de fotografía son el periodístico y documental, el publicitario y el artístico. Cada uno de ellos posee finalidades distintas, las cuales van a conllevar un mayor o menor grado de manipulación de las imágenes con el fin de mejorar la transmisión del mensaje visual que contienen.

El proceso fotográfico es a su vez el resultado de una combinación de procesos físicos y químicos en los que intervienen la luz y una serie de sustancias sensibles a ella. Los elementos necesarios para realizar una fotografía, mediante los que se controlan tales procesos, son: la cámara fotográfica; el material sensible a la luz, o película; y el revelado.

Los tipos de fotografía

La fotografía se desarrolla principalmente en tres campos: en el periodismo gráfico, en la publicidad y en el arte. Al margen de éstos, constituye una herramienta de gran utilidad en otros ámbitos, como el de la ciencia y el de la técnica. La fotografía aérea, la realizada desde satélites artificiales, la submarina y la tridimensional se han convertido en una ayuda inestimable para diversas disciplinas del saber.

Fotografía periodística y documental

La finalidad de este tipo de fotografía es captar el mundo tal como es, sin introducir en él alteraciones. Dicho en otras palabras, pretende ser objetiva, desea comunicar un mensaje con un significado inequívoco. Este objetivo es relativo. No se puede pasar por alto que estas fotografías son realizadas por una persona que escoge lo que se va captar y en qué momento, lo que elimina la imparcialidad. Por otra parte, una misma fotografía, supuestamente objetiva, se puede emplear en diferentes medios y diferentes situaciones, dando lugar a interpretaciones muy distintas. En el aspecto técnico, la fotografía periodística y documental se ha de acomodar a las condiciones en que transcurren los acontecimientos que se desean captar. Las cámaras han de poder funcionar en circunstancias a veces poco propicias, con poca luz y mucho movimiento. En cuanto al revelado, éste se debe llevar a cabo de forma que no introduzcan alteraciones en la imagen captada, de modo que el resultado sea lo más fiel posible al original.

Fotografía publicitaria

El objetivo de la fotografía publicitaria es influir en las opiniones de quien la contempla; unas opiniones que pueden ser tanto políticas como sociales. Pretende por tanto convencer de algo al espectador y para conseguirlo, hará uso de todas las herramientas que estén en su mano. Las fotografías que figuran en los anuncios comerciales o en la propaganda política recurren al uso de técnicas para hacerlas más atractivas y convincentes. Las imágenes captadas no son mostradas como realmente son, sino que sufren una serie de alteraciones intencionadas con el fin de aumentar su capacidad de impacto.

Fotografía artística

En el extremo opuesto al de la fotografía periodística y documental se encuentra la fotografía artística. En el siglo XIX, la fotografía se consideraba una alternativa al dibujo y la pintura, puesto que, al igual que estas artes, permitía una representación en dos dimensiones de la realidad, sólo que con un mayor grado de detalle y fidelidad. Los fotógrafos por tanto pretendían conseguir con sus trabajos los mismos resultados que habían alcanzado los dibujantes y pintores de antaño. En la misma línea, las normas aplicadas para juzgar una obra fotográfica eran las mismas que se empleaban para juzgar el dibujo y la pintura. Con la llegada del siglo XX la fotografía pasó a considerarse una forma de arte independiente, con unas normas y temas propios, lo que abrió el campo a la experimentación y la innovación.

Como características esenciales de este tipo de producción artística se puede decir que no ha de atenerse a ninguna objetividad, sino que puede ser subjetiva. El enfoque, el uso de la luz, el revelado, y en general todo el proceso fotográfico pueden sufrir manipulaciones con el fin de que la imagen muestre lo que su autor desea. Es posible recurrir, además, a otros procedimientos, como la composición de fotografías, su fragmentación o la combinación de la fotografía con otras modalidades de arte, tal como sucede en el collage.