Fundición (escultura)

    La fundición es un método de escultura, incluido en la categoría de técnica escultórica de añadido de materia, que se emplea para realizar esculturas con materiales metálicos. El procedimiento habitual es el siguiente: se calienta el metal hasta fundirlo y a continuación se cuela en un molde, donde adoptará la forma deseada. Finalmente el molde se desmonta, obteniéndose así la escultura metálica

    Los metales han sido materiales muy utilizados en la escultura. De todos ellos, el más importante es sin duda el bronce, resultado de alear cobre con estaño. Destacan también el oro, la plata, el cobre y el plomo. En los últimos tiempos el aluminio y el hierro han venido cobrando importancia creciente como materiales escultóricos. Los metales presentan las ventajas de su dureza, resistencia y de verse inalterados por la intemperie. Otro punto a su favor radica en la elevada resistencia que poseen frente a los esfuerzos de tensión, a diferencia de lo que ocurre con la roca o la madera. Por tanto, el metal permite una mayor libertad de diseño que estos otros materiales.