Realización cinematográfica

Dibujos de la secuencia de una película; su finalidad es mostrar al realizador cómo debe rodarlas.

Proceso por el cual se crea una película. Abarca desde la plasmación de la idea original en un guión hasta la comercialización del resultado final.

Llevar a cabo una película es un proceso largo, complejo y costoso, en el que interviene una gran cantidad de profesionales con responsabilidades muy diversas. Como consecuencia, la realización cinematográfica requiere la existencia de una industria especializada que aporte el equipamiento técnico y la financiación necesarias. Este proceso se desarrolla a lo largo de una serie de pasos que abarcan desde la génesis de una historia hasta la distribución y exhibición en los cines de la película resultante.

Guión y producción

Milos Forman dirigiendo a los actores del filme Valmont .

Toda película parte de una idea, la cual, desarrollada, toma cuerpo en un guión. El guionista es el encargado de escribir el libreto en el cual se recogen todos los diálogos que luego aparecerán en pantalla, además de la descripción de los hechos que tiene lugar. Las historias pueden ser originales o bien adaptaciones de novelas, de obras de teatro, de películas anteriores o de hechos que han ocurrido en la realidad. Una vez aceptado el guión es necesario reunir la financiación necesaria para poder rodar la película, y escoger a la gente que va a intervenir en ella, tanto el equipo artístico como el técnico. Ambas labores son ejecutadas, o al menos supervisadas, por un productor, quien se encargará de controlar no sólo esta etapa, sino todo el proceso de realización.

Rodaje

En la etapa del rodaje se procede al registro sobre celuloide de las escenas descritas en el guión. En esta etapa destaca el papel del director. Él es el encargado de decidir cómo se van a mostrar en forma de imágenes los hechos que figuran escritos en el guión. Se trata de quien dota de estilo y personalidad a la película. Otros profesionales imprescindibles son los actores, quienes, gracias a sus interpretaciones, dan vida a los personajes de la película. Los rodajes suelen llevarse a cabo en los estudios cinematográficos, lugares dotados de todo tipo de medios para levantar los decorados y realizar las coreografías pertinentes.

Cartel promocional de Hable con ella, filme de Pedro Almodóvar.

Montaje

Una vez finalizado el rodaje es necesario ensamblar las diferentes piezas de película, los planos, para construir con ellos una narración que resulte, al mismo tiempo, fluida y coherente. Esta labor es llevada a cabo por un montador o grupo de montadores. En el aspecto técnico, tradicionalmente el montaje se realizaba cortando y pegando con un adhesivo los trozos de celuloide. En la actualidad ya no se realiza un montaje físico de la película, sino que el material que se desea montar se pasa a formato digital para realizar luego la selección y unión de los planos por medios informáticos.

Sonorización

Desde el año 1927 el cine cuenta con sonido. En la actualidad éste va registrado tanto en formato magnético como en digital en los laterales de la película, en el espacio que queda entre los fotogramas y las perforaciones laterales. Hay tres pistas diferentes, una para cada tipo de sonido: los diálogos, los efectos sonoros y la música.

Cuando el montaje ha concluido se incorpora el sonido, de forma que quede sincronizado con las imágenes. La música, a menudo compuesta exclusivamente para la película, posee una gran fuerza expresiva. Cuando la imagen y la música actúan juntas, aumenta la intensidad de la narración.

Distribución y exhibición

Una vez que la película ya está concluida, sólo resta comercializarla. Se realizan copias y se envían a los diversos puntos donde el público podrá disfrutar de ella. Esta parte del proceso incluye una campaña publicitaria que dé a conocer la película.

La exhibición se efectúa en salas comerciales. Desde los años ochenta del siglo XX, se han popularizado las multisalas de cine; es decir, varias salas que comparten un mismo local, lo que permite al público disponer de una mayor oferta de películas. Existe otra modalidad de salas, habitualmente de menores dimensiones que las anteriores, dedicadas a la exhibición de películas con un carácter menos comercial.

Ésta es una descripción muy simplificada de la realización de una película. El verdadero proceso incluye muchos más pasos, intermedios a los expuestos, así como la intervención de otros diversos profesionales, como diseñadores de vestuario y de decorados, directores de fotografía, maquilladores y extras. Las películas comerciales de los últimos años requieren además un complejo proceso posterior al rodaje, en el que se incorporan los efectos especiales, elaborados por medios digitales.