Tallado

    El famoso Globe theatre , lugar en el que se llevaron numerosas representaciones de Shakespeare en la época isabelina.

    Técnica escultórica de sustracción de materia que consiste en retirar partes de un material hasta darle la forma deseada. La técnica del tallado se aplica para trabajar con materiales blandos como son la madera y el marfil.

    La madera. El trabajo escultórico en madera presenta una serie de inconvenientes. El primero es la limitación en el tamaño de las obras, que se encuentra ceñida al tamaño de los troncos de donde se obtiene la materia prima. El único modo de elaborar grandes esculturas de madera es realizarlas por partes que posteriormente son ensambladas.

    Otro inconveniente radica en que la madera no es un material uniforme, sino que presenta irregularidades e imperfecciones. De aquí que el acabado de las esculturas no sea tan bueno como el de las realizadas, por ejemplo, con mármol. El modo de ocultar las irregularidades en la superficie de las obras es pintándolas. Se obtiene así la llamada madera policromada.

    Por otro lado, es necesario tener en cuenta que la madera es un material orgánico y por tanto sujeto al deterioro. Es atacada por la humedad, los cambios de temperatura y por determinados organismos, como termitas y hongos. Por este motivo son escasas las obras en madera realizadas en la antigüedad que han sobrevivido en buen estado hasta el presente. En general, las obras escultóricas en madera se destinan a ser exhibidas en interiores. Algunas de las maderas más utilizadas en la talla son el roble, el olmo, el pino, el cedro y el ébano.

    Los egipcios hicieron gran uso de la madera para sus esculturas, debido en parte a la sequedad del clima, que impedía su deterioro. Durante el periodo clásico de Grecia y Roma, el empleo de la madera decayó, dejando paso al uso del mármol. En la edad media se volvió a utilizar la madera en abundancia, en especial para la representación de figuras religiosas, a menudo policromadas.

    El marfil. Es el material del que están hechos los cuernos de elefante. Las piezas de mayor tamaño proceden de África, al ser mayores las especies de estos animales que allí habitan. También pueden emplearse dientes de hipopótamo o cuernos de narval, y existen tallas prehistóricas realizadas en colmillos de mamut. El color es blanco, aunque tiende a volverse amarillento con el tiempo. Al igual que en el caso de la madera, existe la limitación del tamaño de las piezas, ceñida al de los colmillos. Se trata de un material duro, denso y de elevado coste, por lo que aunque para tallarlo se emplean las mismas herramientas que para la madera, el trabajo debe ser más cuidadoso.