Agua amoniacal (hidróxido amónico)

    El hidróxido amónico, NH4OH, al que también se denomina agua amoniacal o hidrato amónico, es un líquido incoloro de olor penetrante, que en fase líquida produce quemaduras y en estado gaseoso resulta irritante para las mucosas, por lo que ha de manipularse con las debidas medidas precautorias.

    Es uno de los hidróxidos con más amplia variedad de aplicaciones en la industria química. Se obtiene por disolución acuosa del amoniaco, NH3, y se emplea, entre otras cosas, en la fabricación de textiles sintéticos, en la industria del caucho, en la elaboración de fertilizantes, plásticos, lubricantes, jabones, detergentes amoniacales, tintas y productos farmacéuticos y en el tratamiento de maderas para reducir su combustibilidad.