Alqueno

    Los alquenos, también llamados olefinas o hidrocarburos etilénicos, son compuestos hidrocarbonados que contienen uno o más pares de átomos de carbono unidos mediante dobles enlaces, y se les llama no saturados o insaturados. Su fórmula general es C n H2 n y, como en el caso de los alcanos, pueden ser acíclicos o cíclicos.

    Los alquenos se nombran igual que los alcanos, sustituyendo la desinencia -ano por la terminación - eno. La posición del doble enlace se indica mediante un número que se incorpora al nombre del hidrocarburo. La numeración de la cadena carbonada se inicia siempre por el extremo más cercano al doble enlace. Por ejemplo:

    Algunos alquenos mantienen nombres tradicionales: el eteno también se conoce como etileno, el propeno como propileno y el buteno como butileno.

    Los nombres de los sustituyentes y sus pautas de ubicación mediante índices numéricos son también las mismas que en los alcanos, como se ejemplifica en la fórmula del compuesto:

    La única salvedad a este respecto deriva del hecho de que, en los alquenos que presentan más de un doble enlace, se emplean para nombrarlos las terminaciones - dieno, - trieno, etc., según cuál sea la cantidad de ellos:

    Otra particularidad consiste en que, en los compuestos olefínicos de este tipo, la cadena principal es la que contiene los dobles enlaces, con independencia de que sea la más larga.

    Cuando un hidrógeno de un carbono terminal de un alqueno se pierde, se forman los sustituyentes derivados de los alquenos, en los que la secuencia de asignación de números localizadores se inicia con el carbono que ha perdido el hidrógeno. Se nombran con la desinencia - enilo y el correspondiente identificador numérico.

    Los alquenos son compuestos orgánicos de notable actividad química que participan en reacciones de hidrogenación, adición de halógenos para formar derivados halogenados e hidratación. No obstante, desde el punto de vista industrial, el grupo de reacciones más importante es el de polimerización, ya que a través de ellas se forman los polímeros etilénicos que, genéricamente, se denominan plásticos y cuya fabricación es la principal aplicación de los alquenos. El eteno o etileno se emplea también como anestésico. En agricultura, se emplea para acelerar el crecimiento de verduras y frutas.