Compuestos cuaternarios y superiores

    Categoría de compuestos que engloba a los formados por cuatro o más elementos diferentes. Se encuadran en este apartado las oxisales ácidas y básicas, y las sales dobles, triples o de orden superior, tanto catiónicas como aniónicas.

    Las sales ácidas se forman por sustitución de sólo algunos de los hidrógenos de las moléculas de los ácidos de origen por metales o grupos metálicos o electropositivos. La fórmula general que presentan es M k (H l R) n, donde M es el símbolo del metal, R, el resto del ácido, k el número de hidrógenos sustituidos y l y n los subíndices correspondientes a las valencias de los átomos del resto ácido.

    Según la nomenclatura sistemática, se designan con la palabra hidrógeno antecediendo al nombre de la correspondiente sal neutra. En la tradicional y la de Stock, iguales aunque para ésta última se incluye el estado de oxidación, la forma de nombrar estos compuestos es análoga a la de las sales neutras, anteponiendo al nombre del metal la palabra ácido precedida de un prefijo indicativo del número de hidrógenos sustituido: di-, tri- etc. Por convención, se establece que, cuando se sustituyen la mitad de los hidrógenos presentes en la molécula se emplee el prefijo bi-.

    Las oxisales básicas son equivalentes a las ácidas, aunque en vez de conservar hidrógenos en su estructura molecular mantienen grupos hidroxilo, OH–. Las pautas de nomenclatura son las mismas que las que se emplean para las ácidas, si bien el término ácido se reemplaza, lógicamente, por el de básico.

    Las sales dobles catiónicas, que también pueden ser triples o cuádruples cuando la estructura molecular del compuesto lo permite, se forman cuando los hidrogeniones del ácido de origen son sustituidos por dos o más cationes. Su nomenclatura tradicional sustituye el término ácido o básico de las anteriores por el de doble, triple, etc. según corresponda.

    Por último, las sales mixtas son las que se forman al unir un metal polivalente con dos o más ácidos. Se nombran con los términos correspondientes a los residuos ácidos yuxtapuestos, antecediendo al nombre del metal.

    Éstas son, pues, las pautas de formulación y nomenclatura de los principales grupos de compuestos inorgánicos, considerando, como es lógico, que a medida que se accede a niveles superiores en el conocimiento de la química, esta rama de ella incorpora otros conjuntos de compuestos, de creciente complejidad.