Energía reticular

    La energía reticular es la que se desprende al formarse un compuesto iónico y constituir una red cristalina. Su magnitud, que es la misma que se ha de aplicar para separar los cationes y aniones de la red para disociarla, depende de la intensidad de las cargas eléctricas de los iones y del radio de los mismos. Constituye una cuantificación de la estabilidad de cada compuesto iónico, ya que, a mayor valor de energía de red mayor será su estabilidad.