Modelo atómico de Thomson

    Propuesta teórica desarrollada por el británico Joseph John Thomson con la que trataba de explicar la estructura del átomo y el funcionamiento del mismo.

    El hallazgo de la radiactividad vino a demostrar que el átomo presenta una subestructura integrada por partículas elementales. Por otra parte, la existencia de iones con carga eléctrica ponía de manifiesto que en el átomo se debían producir interacciones eléctricas, aunque no se conocía el proceso en función del cual los átomos, considerados hasta finales del siglo XIX como indivisibles y neutros, se comportaban en ocasiones como dotados de carga.

    Fue en este contexto en el que el británico Joseph John Thomson descubrió en 1897, durante sus investigaciones sobre los rayos catódicos, el electrón, al que inicialmente llamó corpúsculo. El hecho de que los electrones presentes en el átomo tuvieran carga negativa y los átomos fueran eléctricamente neutros hizo pensar a Thomson que se configuraban como esferas de carga positiva en cuyo interior se insertaban los electrones, equilibrándose ambas cargas para que la carga total fuera nula. Así pues, a partir de este modelo quedó constatado que la materia está formada por unas partículas de carga positiva, que más tarde se denominarían protones, y por otras de carga negativa, los electrones.