Alternancia de generaciones

    La alternancia de generaciones ese un tipo especial de reproducción que se da en vegetales. Consiste en la combinación de la reproducción asexual y la sexual: unas generaciones se reproducen asexualmente formando esporas, y otras, de forma sexual, formando gametos.

    La presencia de uno o dos juegos de cromosomas en los vegetales permite la existencia de un ciclo vital en el que se suceden las fases haploides y diploides, definiéndose, en este caso, el esporofito como la fase o generación asexual que forma las esporas, y el gametofito como la fase sexual durante la que se producen los gametos.

    El órgano productor de esporas se llama esporangio y, en vegetales sencillos está formado por una sola célula. En algunos hongos, los esporangios se reúnen formando estructuras más complejas llamadas cuerpos fructíferos (por ejemplo, las setas).

    El gametangio es el órgano productor de gametos, iguales en los vegetales inferiores pero diferenciados en vegetales superiores. En este caso, existen gametangios masculinos o anteridios, que producen gametos masculinos o anterozoides, y gametangios femeninos o arquegonios, que dan lugar a gametos femeninos u oosferas.

    Este tipo de reproducción se observa en algas, produciéndose la fecundación en el agua; en musgos y helechos, donde la fecundación ocurre en el gametofito; y en espermatofitas, produciéndose la fecundación, en este caso, dentro del esporofito.

    La alternancia de generaciones es muy variable en los distintos grupos de vegetales: en los musgos el cuerpo principal de la planta es haploide (esporofito), mientras que el gametofito está muy reducido y crece sobre el anterior. Sin embargo, en el caso de las fanerógamas, la planta visible (árbol, hierba, etc.) es el gametofito, y el polen y los óvulos constituyen el esporofito.