Giordano Bruno

    Giordano Bruno (Filippo Bruno, 1548-1600), filósofo italiano, seguidor de las doctrinas platónicas, su concepción del mundo y el modo en que defendió sus ideas constituyeron un ejemplo para pensadores posteriores. Contrario al geocentrismo y a diversos dogmas de la religión católica, fue quemado en la hoguera.

    Nacido en el año 1548 en Nola (Italia) y criado en el seno de una familia modesta, pronto empezó a recibir una esmerada educación de corte humanista bajo la tutela de los dominicos. A los 22 años se ordenó sacerdote, aunque pronto tuvo que abandonar los hábitos al ser acusado de herejía, abandonando Italia para dirigirse a Suiza primero y a Inglaterra después, donde publicó la mayor parte de su obra.

    En 1591 volvió a Italia, más concretamente a Venecia, siendo arrestado meses más tarde por la inquisición católica, que lo sometió a juicio durante siete años por las graves herejías contra el credo católico que contenían sus obras. Giordano Bruno jamás renegó de sus revolucionarias ideas, lo que hizo que fuera quemado en la hoguera el 17 de febrero de 1600.

    Sus principales obras sirvieron de inspiración a los científicos y pensadores modernos, que vieron en él un ejemplo de dignidad y libertad. Destacan La cena del miércoles de ceniza (1584), De la causa, principio y uno (1584), De l'infinito universo e mondi (1584) y Los heroicos furores (1585).

    El pensamiento de Giordano Bruno se basaba en gran medida en la obra de los neoplatónicos y en la de Nicolás de Cusa. El pensador italiano concebía la existencia de un principio inteligente fundamental, el Uno, del que emanaban las demás realidades, compuestas de materia y forma, que se relacionaban de manera dialéctica e inseparable con aquél.

    La obra de Bruno era además marcadamente panteísta. Dios se hallaba presente en cada uno de los elementos de la naturaleza y del universo, de tal manera que éste era infinito. Así, no sólo creía que la tierra no era el centro del universo, sino que además mantenía que había muchísimos centros en el cosmos. Bruno fue además perseguido por practicar la cábala.