Bartolomeu Dias

    Bartolomeu Dias de Novaes (h. 1450-1500), marinero y explorador portugués, fue el primer europeo que dobló el extremo sur de África, el cabo de Buena Esperanza, y consiguió con ello la apertura de una ruta marítima hacia Asia.

    Nacido en el Algarve en torno a 1450, las noticias sobre su vida son muy escasas. Tras la caída de Constantinopla frente al Imperio otomano (1453), la necesidad de encontrar otras rutas hacia Asia que no estuviera monopolizadas por los comerciantes árabes llevó a los monarcas portugueses a promover viajes de exploración. Con motivo de ello, el rey Juan II (1481-1495) encargó a Bartolomeu Dias la exploración de la costa occidental de África siguiendo la ruta trazada anteriormente por otro navegante portugués, Diego Cao, para determinar sus límites meridionales. En agosto de 1487, Dias partió de Lisboa con tal fin y también con el de encontrar el legendario reino del Preste Juan, personaje mítico al que se suponía rey y sacerdote cristiano de un país de Oriente o Etiopía.

    Unos meses más tarde las grandes tormentas alejaron a sus tres barcos de la costa y los desplazaron hacia el sur. Tuvo que reorientar su rumbo para reencontrar tierra pero ya había cruzado el extremo meridional de África. A su regreso desembarcó en el extremo sureste del continente, al que llamó cabo de las Tormentas, y que luego fue bautizado como cabo de Buena Esperanza. Dias recorrió más de dos mil kilómetros del litoral africano no conocidos hasta entonces y con su expedición abrió para siempre un camino alternativo entre Europa y la India, China y Cipango (Japón). En su viaje de regreso, del que hay pocas noticias, se detuvo en la actual Liberia y estableció un puesto comercial en Mina. A fines de 1488 Dias llegó a Lisboa.

    Es posible que en los años siguientes se embarcara en nuevas empresas, pero no existe constancia documental de que recibiera otros encargos del rey hasta 1497, en que participó como guía en las primeras etapas de la expedición que dirigía Vasco da Gama y que llegaría a la India un año después.

    En 1500 participó en la expedición al mando de Pedro Álvares Cabral en la que accidentalmente se descubrió el Brasil. Intentando navegar hacia el sur de África, la flota se desplazó excesivamente hacia el oeste, llegando a avistar tierra americana, a la que confundieron con una isla y llamaron Vera Cruz. Según el tratado de Tordesillas firmado en 1494 por España y Portugal, el nuevo territorio estaba en la zona portuguesa, a pesar de lo cual, Dias nunca llegó a explorarlo y apenas pudo participar más en esa navegación porque, una vez corregido el rumbo, murió en un naufragio frente al cabo de Buena Esperanza en mayo de 1500.