Fernando de Magallanes

Fernado de Magallanes

Fernando de Magallanes, navegante y explorador portugués nacido en Sabrosa (Oporto, Portugal) hacia 1480 y muerto en Mactán (Filipinas) en 1521. Al servicio de la Corona española, descubrió el estrecho que comunica el Atlántico con el Pacífico por el sur, que desde entonces lleva su nombre, así como numerosas islas del Pacífico, entre las que destaca el archipiélago de las Filipinas. Comandó la expedición que dio la primera vuelta al mundo, acaeciéndole la muerte durante la misma.

Los años de formación

Fernando de Magallanes nació en el seno de una familia noble en el norte de Portugal. Recibió una educación humanística y científica en la corte, adquiriendo amplios conocimientos de navegación y geografía. En 1505 participó en un viaje organizado por el virrey Francisco de Almeida por las costas de África e India. En Asia intervino en la batalla de Diu, en 1509, por la que los portugueses obtuvieron un control casi total sobre el océano Índico. Poco después participó en la toma de la ciudad de Malaca (enclave en la ruta de las especias en su camino hacia Europa), salvando la vida a un explorador, Francisco Serrao, del que obtuvo información sobre las islas Molucas, consideradas en la época el principal depósito de especias.

Regresó a Portugal en 1512 y un año después se sumó a las campañas militares del rey Manuel de Portugal en el norte de África contra las fortalezas marroquíes de Azamor. Durante las campañas fue herido y quedó cojo para el resto de su vida, lo que motivó que a su regreso a Portugal en 1514 pidiera un aumento de su pensión al rey, quien denegó su petición y lo envió de vuelta a Marruecos. En 1516 Magallanes perdió el favor del monarca en un nuevo intento de renovar su petición, por lo que decidió abandonar el país.

Magallanes al servicio de España

En 1517, Magallanes llegó a Sevilla junto al cosmógrafo Rui Faleiro, dispuesto a ofrecer sus servicios al rey de España, Carlos I, para explorar Oriente y llegar a las islas Molucas, proyecto que el rey portugués había rechazado. Tal empresa había de hacerse respetando el Tratado de Tordesillas firmado por españoles y portugueses en 1494, en el que se dividían los dos hemisferios y se establecía una línea de demarcación para repartir los territorios conquistados y por conquistar. La ruta hacia Oriente a través del cabo de Buena Esperanza pertenecía a la línea de dominio portugués. Magallanes proponía una ruta occidental a través de América, dentro de la parte española, convencido de encontrar un paso hasta el Mar del Sur. En 1518 se firmaron las capitulaciones del proyecto y Magallanes fue nombrado capitán general de la expedición y gobernador de las tierras que encontrara.

La expedición, que los portugueses trataron de obstaculizar, tenía como único objetivo llegar a las islas de las especias y no circunnavegar la Tierra, como demuestra el hecho de que Carlos I autorizara a Magallanes a dejar en las tierras que fuera encontrando a algunos hombres para que trabaran relaciones con los pobladores, a los que recogería en el viaje de regreso.

La ruta occidental

La expedición partió en septiembre de 1519 de Sanlúcar de Barrameda (Huelva), y estaba compuesta por cinco naves: Trinidad, Concepción, cuyo contramaestre era Juan Sebastián Elcano; San Antonio, Santiago y Victoria. La tripulación contaba con 270 hombres, y llevaba a Antonio Pigaffeta como cronista. Hizo escala en las islas Canarias para aprovisionarse; cruzó el Atlántico hacia el suroeste y descendió por las costas de Brasil hasta el estuario del Río de la Plata, que Magallanes confundió con el estrecho buscado. Al comprobar que se trataba de la desembocadura de un río, siguieron hacia el sur.

En 1520 se vieron obligados a detenerse en la bahía de San Julián, donde permanecieron cinco meses a causa de la crudeza del invierno austral. Durante esta escala Magallanes tuvo que sofocar un motín de la tripulación. Tras recuperar el control de la flota, juzgó a los rebeldes, condenó a muerte a uno de los capitanes y obligó a otros a abandonar las naves, dejándolos a su suerte.

Reemprendida la marcha, la expedición perdió dos de las naves: la Santiago desapareció en tareas de exploración y la San Antonio desertó con toda su tripulación. Las tres restantes continuaron su marcha por las costas de la Patagonia hasta que el 21 de octubre entraron en el estrecho que conectaba el Atlántico con el Pacífico, al que Magallanes llamó de Todos los Santos. El 28 de noviembre las naves Trinidad, Concepción y Victoria navegaron por primera vez en el Mar del Sur, avistado por Núñez de Balboa en 1513 en el istmo de Panamá, y que luego fue llamado océano Pacífico.

El océano Pacífico

Era poca la información que se tenían sobre el Mar del Sur, y las tres naves navegaron por las costas chilenas y se dirigieron después a alta mar en una penosa travesía en la que sufrieron la enfermedad del escorbuto, sin que pudieran abastecerse de provisiones frescas y de agua hasta que no llegaron a las islas de los Ladrones (posteriormente las islas Marianas) en 1521. Más tarde arribaron a las islas Visayas, denominándolas de San Lázaro (actualmente islas Filipinas). Desembarcaron en Cebú y establecieron el primer tratado español con sus pobladores. La expedición tuvo, no obstante, diversos enfrentamientos con las tribus indígenas, y en uno de esos combates, en la isla de Mactan, Magallanes murió el 27 de abril de 1521, casi dos años después de haber iniciado el viaje.

La vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano

Tras su muerte hubo disputas por el mando de la flota entre españoles y portugueses, quedando finalmente los barcos bajo la capitanía de Elcano quien logró el objetivo de llegar a las Molucas en noviembre de ese mismo año. Quedaba abierta la ruta occidental hacia Asia en los dominios españoles.

En la isla de Tidore, perteneciente a las Molucas, la expedición hizo amistad con el rey Almanzor. Sólo les quedaban dos naves, la Trinidad y la Victoria, que cargaron de especias para emprender el regreso a España el 18 de diciembre de 1521. Sin embargo, la Trinidad comenzó a hacer aguas, y se vieron obligados a volver a Tidore para repararla. Elcano decidió reemprender solo el viaje de vuelta en la nave Victoria por la ruta portuguesa, lo que implicaba dar la vuelta al mundo. Logró culminar la travesía bordeando África, y en septiembre de 1522 arribó a puerto español con tan sólo 17 tripulantes.

Juan Sebastián Elcano fue recibido por el emperador Carlos V, que abrió una investigación para dilucidar las circunstancias del motín. Elcano, de cuya participación en la revuelta no hay evidencia, declaró sobre el carácter autoritario de Magallanes y lo acusó de desobedecer las órdenes reales, así como de haber reprimido muy duramente a los rebeldes españoles para favorecer a los marinos y parientes portugueses.

Se cerraba así una expedición muy provechosa comercialmente, con la que se había rodeado la Tierra y demostrado que era redonda, siendo la determinación de Fernando de Magallanes de navegar hacia el Oeste en el convencimiento de que existía una ruta para llegar a las Indias Orientales la que lo hizo posible.

Cronología de Fernando de Magallanes

1480 – Nace Fernando de Magallanes en Oporto, Portugal.

1505 – Participa en un viaje organizado por el virrey Francisco de Almeida por las costas de África e India.

1509 – Toma parte en la batalla de Diu en Asia.

1512 – Regresa a Portugal.

1513 – Se suma a las campañas militares del rey Manuel de Portugal en el norte de África.

1517 – Se traslada a Sevilla. Proyecto para llegar a las islas Malucas a través de América.

1518 – Capitulaciones. Nombrado capitán general de la expedición y gobernador de las tierras que encuentre.

1519 – Parte la expedición desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) compuesta por 5 naves y 270 tripulantes.

1520 – Llegan a la Patagonia. Navegan por primera vez en el Mar del Sur (Océano Pacífico).

1521 – Alcanzan Filipinas. Fallece en combate contra los indígenas en la isla de Mactan.

1522 – Juan Sebastián Elcano asume el mando de la nave Victoria y regresa a España dando la vuelta al mundo. Sólo quedan 17 tripulantes.