Antonio de Mendoza

    Antonio de Mendoza (hacia 1490-1552), primer Virrey de Nueva España (1535-1550), está considerado uno de los mejores administradores coloniales que sirvió a la Corona de España en las primeras décadas de la colonización de América.

    Nacido en Granada (Reino Nazarí de Granada, actual España), hijo de Íñigo López de Mendoza, Marqués de Mondéjar, Antonio de Mendoza sirvió en la Corte desde su juventud, demostrando su lealtad a la Corona en la guerra de las Comunidades de Castilla.

    Tras ocupar importantes puestos, entre ellos el de embajador en Hungría, fue enviado a América en 1535, como Virrey de Nueva España, para poner orden en las tierras conquistadas e incrementar las rentas que desde allí fluían a la monarquía. Obtuvo poderes como presidente de la Audiencia y gobernador, aunque el cargo de capitán general siguió en manos de Hernán Cortés, con el que se enfrentó, hasta que éste fue enviado a España.

    Ejerció el poder con honradez y eficacia, logrando la pacificación del territorio. Asimismo, introdujo la imprenta (en su virreinato se imprimió el primer libro americano), construyó infraestructuras, escuelas y hospitales e inició la acuñación de moneda con el fin de mejorar las transacciones económicas. Organizó también importantes expediciones que ampliarían los territorios de la Corona española.

    Los límites impuestos al poder de los encomenderos por las Leyes Nuevas (1543) generaron fuertes protestas entre los conquistadores y, para evitar revueltas, Mendoza suspendió su aplicación en tanto la Corona resolvía la reclamación presentada por el Cabildo de México. Aunque no consiguió ejecutar estas leyes, mejoró la protección a los indígenas, con la implantación del horario de trabajo, la protección de la propiedad de las tierras o la obligación de pagar el trabajo de los indios libres.

    Su labor se vio reconocida en 1550, al serle concedido por Carlos V el importante cargo de Virrey del Perú; su proyecto de gobierno quedó, sin embargo, truncado al fallecer Mendoza el 21 de julio de 1552, en Lima (Perú).