Alfred Wegener

    Alfred Wegener (1880-1930), meteorólogo y geofísico alemán que formuló la teoría de la deriva continental, según la cual los continentes habrían estado originariamente unidos en uno solo.

    Alfred Lothar Wegener nació el 1 de noviembre de 1880 en Berlín (Alemania). En 1905 obtuvo un doctorado en Astronomía por la Universidad de Berlín, y su interés en la paleoclimatología lo llevó a participar en varias expediciones a Groenlandia con el fin de estudiar la circulación del aire polar.

    Impartió clases de meteorología y geofísica en la Universidad de Graz entre 1924 y 1930. Durante su última expedición a Groenlandia, en 1930, Wegener desapareció. Su cuerpo fue hallado en mayo del año siguiente. Se cree que la causa de su fallecimiento fue un fallo cardiaco.

    La presencia de fósiles idénticos en estratos geológicos separados por océanos, así como el hecho de que los continentes encajen unos en otros como si de las piezas de un gran puzzle se tratase, hizo pensar a Wegener en que en algún momento del pasado los continentes que hoy en día conocemos formaron parte de un gran y único supercontinente. Hasta ese momento, las coincidencias entre los fósiles de diferentes continentes eran explicadas mediante la teoría de que antiguos puentes de tierra habían unido a éstos en épocas pasadas, puentes que luego se habrían hundido bajo las aguas.

    Basándose en las pruebas fósiles, en las formas de los continentes, en datos climáticos y en hechos como la alineación de cadenas montañosas de África y Sudamérica, o de los yacimientos de carbón de Europa y América del Norte, Wegener planteó en 1912 su teoría de la deriva continental.

    De acuerdo con la misma, hace unos 250 millones de años, en la era paleozoica, los actuales continentes constituían uno solo, denominado Pangea (toda la tierra). Posteriormente este gran continente se fracturó y los fragmentos resultantes comenzaron a desplazarse hasta las posiciones que hoy en día ocupan los continentes.

    Esta teoría fue expuesta por escrito en el libro Die Entstehung der Kontinente und Ozeane (El origen de los continentes y los océanos; 1915), al cual se fueron añadiendo en sucesivas ediciones nuevas pruebas que la corroboraban.