Caribe

    El mar Caribe, en cuyo litoral se localizan algunos de los más concurridos centros turísticos del mundo, toma su nombre de un pueblo amerindio que poblaba las pequeñas Antillas y las costas venezolanas antes de la llegada de los conquistadores españoles.

    El mar Caribe o mar de las Antillas se ubica al oeste del océano Atlántico, entre las grandes Antillas (al norte), Centroamérica (al oeste), las costas septentrionales de Sudamérica (al sur) y las pequeñas Antillas (al este). Ocupa una superficie acuática de algo más de 2.700.000 kilómetros cuadrados. El Caribe comunica con el golfo de México a través del estrecho del Yucatán, que separa la península mexicana homónima de la isla de Cuba. La comunicación con el océano Atlántico tiene lugar a través de diversos canales que se abren entre las Antillas, como el paso de los Vientos (entre Cuba y La Española), el canal de la Mona (entre La Española y Puerto Rico) y el canal de Anegada (entre las islas Vírgenes y Anguila). El litoral caribeño exhibe numerosos golfos, entre los que pueden destacarse el de Venezuela, el de Darién, el de los Mosquitos y el de Honduras.

    Los fondos marinos del Caribe componen la llamada plataforma centroamericana, sobre la que también se asientan las islas Antillas. Dos grandes cuencas marcan la orografía submarina de este mar: la occidental o del Caimán y la oriental o de Venezuela, ambas separadas por una cordillera que va desde el sudoeste de La Española hasta las costas centroamericanas. En la primera de estas cuencas, entre las islas de Jamaica y Cuba, se halla la mayor fosa de la región, con una profundidad de 7.685 metros.

    El mar Caribe cuenta con un clima tropical marcado por la acción de los vientos alisios. La región es escenario entre los meses de junio y noviembre de violentos huracanes. La corriente de las Guayanas, procedente del Atlántico ecuatorial, lleva al Caribe aguas cálidas superficiales.

    La vegetación de las costas caribeñas es típicamente tropical. Abundan las palmeras y los cocoteros, así como las extensiones de manglar. Los fondos marinos son ricos en corales. Dentro de la fauna hay que destacar la presencia de numerosas especies de peces (tiburones, mantas, barracudas, etc.), así como de delfines y tortugas marinas.

    La economía caribeña se basa en el turismo, la pesca y la agricultura de exportación (café, caña de azúcar, cacao, plátanos o bananas, etc.). En el litoral venezolano existen ricas reservas de hidrocarburos.

    Entre los puertos más importantes del Caribe figuran los antillanos de Santiago de Cuba, Kingston (Jamaica), Puerto Príncipe (Haití) y Santo Domingo (República Dominicana), a los que hay que añadir los continentales de Maracaibo y La Guaira (Venezuela), Santa Marta, Cartagena y Barranquilla (Colombia), Limón (Costa Rica), Colón (Panamá) y Puerto Barrios (Guatemala).

    Cristóbal Colón arribó al Caribe en su primer viaje a América, en 1492. Buena parte de la región quedó bajo la hegemonía de la corona española, aunque ingleses, franceses y holandeses se harían entre los siglos XVI y XVIII con el dominio de algunas islas y territorios continentales. El Caribe fue escenario a lo largo de estas centurias de una intensa actividad pirata de la que los españoles fueron los grandes damnificados. En la actualidad perviven en el Caribe algunos territorios de soberanía europea como las Antillas holandesas, Aruba, Guadalupe, Martinica, Anguila y Montserrat.