Beaufort (Mar de)

    El mar de Beaufort, cubierto de hielo casi todo el año, baña buena parte de las costas septentrionales del continente americano.

    El mar de Beaufort es una sección del océano Glacial Ártico que se extiende por el norte de Alaska, el noroeste de la Canadá continental (al norte del Yukón y los Territorios del Noroeste) y el oeste de las islas canadienses del Ártico. Los límites de este mar, que abarca una superficie de alrededor de 476.000 kilómetros cuadrados, están marcados por la línea que va desde Point Barrow (noroeste de Alaska) hasta la isla canadiense del Príncipe Patrick.

    Esta porción acuática del Ártico, con una profundidad media de unos mil metros, permanece cubierta de hielo la mayor parte del año. Sólo una estrecha franja paralela al litoral está abierta a la navegación durante el corto periodo estival. Sus aguas costeras superficiales, de escasa salinidad, exhiben una temperatura comprendida entre los -1 y los -2 ºC. Las aguas que se encuentran por debajo de la superficie tienen una mayor temperatura gracias al efecto atemperador de las corrientes procedentes del océano Pacífico y del mar de Bering. En el mar de Beaufort tiene su desembocadura el río Mackenzie, que forma un amplio delta salpicado de islas.

    El litoral del mar de Beaufort es bajo y se encuentra casi por completo cubierto de tundra. Sus aguas ricas en plancton sirven de hábitat a ballenas y a diferentes especies de aves marinas.

    El principal asentamiento costero de este mar es Prudhoe Bay, en Alaska, centro de la producción petrolera de la zona. La pesca y la caza de focas se suman a la explotación petrolífera como principales actividades económicas del litoral, que está prácticamente despoblado.

    El mar de Beaufort, que debe su nombre al meteorólogo irlandés sir Francis Beaufort, fue explorado por primera vez en la década de 1960. Existe una disputa entre Canadá y los Estados Unidos acerca de la delimitación de las aguas de este mar fronterizo entre ambas naciones.