Golfo de Venezuela

    El golfo de Venezuela tiene un gran valor estratégico, ya que representa la puerta de salida natural para la rica producción petrolífera del cercano lago de Maracaibo.

    El golfo de Venezuela es un entrante del mar Caribe ubicado entre las penínsulas de la Guajira (al oeste) y Paraguaná (al este). Sus aguas están bordeadas por el departamento colombiano de Guajira y por los estados venezolanos de Zulia y Falcón. Un estrecho canal de escasa profundidad y más de cincuenta kilómetros de longitud lo pone en comunicación con el lago de Maracaibo, al sur. Entre la península de Paraguaná y el continente se abre el golfo de Coro, prolongación oriental del de Venezuela. Al noroeste se encuentra el archipiélago Los Monjes, compuesto por tres grupos de islotes despoblados.

    El litoral del golfo de Venezuela es bajo y arenoso, más o menos árido. Su clima es tropical seco, con temperaturas medias relativamente altas a lo largo de todo el año. La vegetación costera consta de plantas adaptadas a la aridez.

    El español Alonso de Ojeda fue en 1499 el primer explorador europeo del golfo, cuyas aguas son un lugar de tránsito para los barcos petroleros provenientes o con dirección al vecino lago de Maracaibo. Desde el siglo XIX existe un litigio entre las autoridades venezolanas y colombianas por la delimitación de sus aguas territoriales.