Bahamas

El estado antillano de la Comunidad de Bahamas posee una extensión de 13.940 kilómetros cuadrados y está constituido por unas 700 islas y cayos; se considera que una de ellas, la actual isla de Watling, es la antigua San Salvador o Guanahaní, que fue el primer punto del continente americano que tocó Cristóbal Colón en 1492. Bahamas, que en la actualidad es un importante centro turístico y un paraíso fiscal, pertenece a la Comunidad Británica de Naciones. Su capital, Nassau, se encuentra en la isla de Nueva Providencia.

Bandera de Bahamas.

Medio físico

El archipiélago de Bahamas está formado por las partes emergidas de dos bancos submarinos que unen la península de Florida (al norte) con la isla de Cuba (al sur). Las islas, que se extienden de noroeste (Gran Bahama) a sudeste (Gran Inagua) a lo largo de 1.200 kilómetros, son de origen coralino y calcáreo; colindan al este con el mar de los Sargazos y poseen una posición estratégica como puerta de entrada al golfo de México. Sólo 22 de las islas están habitadas: las más importantes son Nueva Providencia, Gran Bahama (el principal centro turístico), Gran Ábaco, Pequeño Ábaco, Eleuthera, Cat y Watling; la más grande de todas es Andros, que posee importantes arrecifes de coral en la costa este.

El relieve de las islas es uniforme y presenta pocas alteraciones orográficas. El punto más alto es el monte Alvernia, en Cat Island, con una altura de 63 metros sobre el nivel del mar; también existen algunas dunas en varias de las islas.

Sólo existen dos ríos de importancia que corren en la isla de Andros, aunque en algunas islas como Watling, Nueva Providencia y Gran Inagua existen algunas lagunas y corrientes subterráneas.

El clima de Bahamas es de tipo tropical. Las temperaturas anuales oscilan entre los 21 y los

30 ºC, en tanto que las precipitaciones, abundantes en verano y en otoño, sobrepasan los 1.000 milímetros anuales. Los huracanes, frecuentes entre los meses de junio y noviembre, suelen provocar graves daños materiales.

Flora y fauna

La flora está constituida por numerosas especies autóctonas, como el pino caribeño, el sabicú (una madera dura), la palma real, la uva de playa y el sauce amarillo. Aunque en las regiones interiores predomina una vegetación propia de la sabana, en las ciénagas de las costas abundan los manglares.

La fauna del archipiélago es muy rica y está constituida por ranas, serpientes, iguanas, mapaches, tortugas y distintos tipos de aves como el colibrí, el flamenco, el búho, el murciélago y el pájaro carpintero.

El colibrí, en la imagen, es una de las aves características de la fauna de las Bahamas.

Población

Demografía

La población total de Bahamas asciende a unos 324.000 habitantes, de los cuales la mayor parte vive en la isla de Nueva Providencia. En los últimos años la población ha crecido de forma significativa como consecuencia de una alta tasa de natalidad y del aumento de los flujos migratorios procedentes de otras islas caribeñas. La esperanza de vida se acerca a los 72 años.

La gran mayoría de los habitantes desciende de los esclavos procedentes de África (90 %), aunque hay pequeñas minorías constituidas por blancos (descendientes de los colonos británicos), mulatos, griegos, sirios e indios.

Lengua

La lengua oficial es el inglés, pero existen pequeñas comunidades de origen haitiano que hablan francés y también algunos grupos que conservan dialectos africanos.

Religión

La mayor parte de los habitantes de Bahamas profesa alguna de las vertientes del protestantismo (anabaptistas, anglicanos, pentecostalistas), por lo que el catolicismo es una religión minoritaria.

Economía y comunicación

Datos económicos

El sector primario no está muy desarrollado. Los principales productos agrícolas son el trigo, el maíz, el algodón, el sisal, la caña de azúcar y las frutas tropicales como la piña y el plátano; la pesca, la silvicultura y la explotación de la sal son fuentes de ingresos complementarias.

El sector secundario está conformado por las industrias cementera, farmacéutica, de bebidas alcohólicas (ron) y alimentaria (conservas, congelados), aunque el país cuenta también con una refinería de petróleo en Freeport (Gran Bahama).

La balanza comercial de Bahamas es negativa, con los Estados Unidos como su principal socio comercial. Tanto en Nassau como en Freeport existen puertos y aeropuertos internacionales destinados al tráfico de personas y de mercancías, a los cuales se suman 62 aeropuertos de menor tamaño distribuidos por el resto de las islas; la red de carreteras, por su parte, abarca más de 2.500 kilómetros.

Puerto internacional de Nassau. En él se encuentra el Museo de los Piratas, con información interesante sobre la actividad de los corsarios.

El turismo es la principal fuente de ingresos del país, pues genera un 90 % del producto interno (interior) bruto (PIB) y ocupa a un 49 % de la población activa. Gracias a una infraestructura moderna y de alto nivel (hoteles, casinos, campos de golf), Bahamas recibe anualmente a unos tres millones de visitantes.

Comunicación

La red de comunicaciones está constituida por ocho emisoras de radio y dos cadenas de televisión; además, en los últimos años ha aumentado significativamente el número de usuarios de Internet y de telefonía celular.

Administración y política

División territorial, forma de gobierno y partidos políticos

El territorio de Bahamas está dividido en 22 distritos administrativos: Rum Cay, San Salvador, Sandy Point, Rock Soun, Ragged, Nichollstown y Berry, New Providence, Mayaguana, Marsh Habour, Long Island, Kemps Bay, Inagua, High Rock, Harbour Island, Green Turtle, Governor’s Harbour, Fresh Creek, Freeport, Exuma, Cat, Bimini, Acklins y Crooked.

La Constitución de 1973 define a Bahamas como una monarquía constitucional. La jefatura del Estado corresponde a la reina de Inglaterra, quien está representada por un gobernador general; éste, a su vez, designa a los 16 miembros del Senado. El poder ejecutivo recae en el primer ministro, en tanto que el poder legislativo se comparte entre el Senado y una Asamblea Nacional constituida por 40 diputados elegidos por sufragio universal. El ejercicio del poder judicial corresponde a la Corte Suprema y a la Corte de Apelación. La vida política está protagonizada por dos grandes partidos: el Liberal Progresista y el Movimiento Libertad Nacional.

Servicios del Estado

La educación básica es obligatoria y gratuita, por lo que el analfabetismo es inferior al 5 %. La formación media puede cursarse en institutos tecnológicos o de bachillerato, como el College of The Bahamas, el cual mantiene un programa de intercambio permanente con las universidades estadounidenses de Miami y Florida, y la Universidad de las Indias Occidentales. Los servicios médicos especializados se concentran en Nassau, aunque existe una infraestructura que permite el traslado aéreo de los pacientes en breve tiempo.

Historia

Los habitantes originarios del archipiélago de las Bahamas eran los arawak. Se cree que fue en la actual isla de Watling (antigua San Salvador o Guanahaní) donde la primera expedición colombina tocó tierra americana por vez primera. Los primeros intentos de colonización británica se remontan a 1648. Se inició entonces una disputa por su posesión entre ingleses y españoles que duró hasta 1783, año en que las Bahamas fueron incorporadas definitivamente a la Corona británica.

Tras la independencia de los Estados Unidos de América, muchos colonos leales a la Corona se trasladaron con sus esclavos a las Bahamas, aunque tuvieron que liberarlos cuando se proclamó la abolición de la esclavitud (1838). Bahamas obtuvo la independencia en 1973, incorporándose inmediatamente a la Commonwealth.

En los comicios del 2002, Perry Christie, del Partido Laborista, se convirtió en primer ministro. En mayo de 2007 lo relevó en el cargo Hubert Ingraham, del Movimiento Nacional Libre. Christie recuperó el poder en mayo de 2012, tras la victoria en las elecciones parlamentarias del Partido Liberal Progresivo que él encabezaba.

Sociedad y cultura

Pese a la marcada influencia británica, la cultura popular de Bahamas conserva algunos rasgos de origen africano que se manifiestan en los bailes, la gastronomía y la música tradicionales. En el puerto de Nassau se encuentra el Museo de los Piratas, con información de interés sobre los corsarios que, al servicio de la Corona británica, se enfrentaban a los barcos españoles.