Dominica

Dominica, isla situada en las Pequeñas Antillas, fue objeto de disputa durante siglos entre franceses e ingleses, que luchaban entre sí y contra los indios caribes por obtener el dominio sobre la isla. Alcanzó la independencia en 1978, y desde entonces perteneció a la Comunidad Británica de Naciones.

Bandera de Dominica.

Medio físico

La isla de Dominica se encuentra en el Caribe oriental, entre las islas francesas de Guadalupe y Martinica. Con una superficie de 739 kilómetros cuadrados, está bañada al este por el océano Atlántico y al oeste por el mar Caribe. La isla proviene de una formación volcánica cuyas actividades se manifiestan en las aguas termales y en las sulfurosas. Una cadena de montañas boscosas se extiende de norte a sur del territorio, alcanzando el punto más elevado en la cumbre de Morne Diablatins, con 1.447 metros de altitud.

Vista del litoral dominiqués.

En el centro del territorio se encuentra una gran llanura por la que discurren los ríos principales del país: el Layou, que desemboca en el mar Caribe, y el Quanery, que lo hace en el Atlántico.

El clima es tropical, húmedo y caluroso. Las temperaturas más altas del año, unos 32 ºC, se alcanzan en verano, con ligeros descensos en los meses de diciembre y enero. Las condiciones más secas se dan entre febrero y mayo, y el mayor índice de lluvias, de junio a octubre, meses en los que se registran huracanes.

Flora y fauna

Dominica es uno de los territorios con más vegetación de las Pequeñas Antillas. Tiene una rica variedad tanto en su flora como en su fauna, y posee algunas clases de aves que sólo se pueden encontrar en esta isla, como el loro imperial y el pequeño perico de cuello rojo. Para proteger algunas especies en peligro de extinción, existen varios espacios protegidos, como la Reserva Forestal Septentrional, el Parque Nacional de Cabrits y el Parque Nacional de Morne Tris Pitons, declarado patrimonio mundial por la UNESCO en 1997.

Población

La isla tiene cerca de 73.600 habitantes, con una media de edad de 32 años y una esperanza de vida de 76. En las últimas décadas del siglo XX, el país gozó de un fuerte crecimiento demográfico gracias a la disminución del índice de mortalidad infantil, situado actualmente en el 0,2 %.

La población está concentrada en las zonas rurales y en las dos ciudades más importantes: Portsmouth y Roseau, la capital del país.

Gran parte de la población es negra de origen africano o descendiente del mestizaje entre europeos y antiguos esclavos de África llevados a la isla durante la época colonial. También hay un número importante de europeos y sirios, y grupos minoritarios de indios caribes.

Lengua

El idioma oficial es el inglés, aunque existe un dialecto criollo muy utilizado a nivel local, resultado de la mezcla entre el francés y lenguas africanas.

Religión

El 61 % de la población es católica, un 20 % protestante y el resto profesa religiones minoritarias.

La mayoría de la población dominiquesa es católica. En la imagen, la catedral de Roseau.

Economía y comunicación

Datos económicos

La economía del país, uno de los más pobres de la región del Caribe, está basada en el sector primario, especialmente en la agricultura, cuya productividad se ve afectada muchas veces por los huracanes. Los cultivos más destacables son los plátanos, las frutas cítricas, los mangos y el coco; también se cultivan café y vegetales.

La pesca fue una actividad importante hasta que en la década de 1980 dos huracanes destruyeron gran parte de los botes pesqueros, acabando con los pocos recursos de la población.

Los productos que se exportan proceden de la agricultura, siendo el plátano el más destacable. La industria se dedica a la producción de derivados agroalimentarios, como aceites derivados del coco, jabones y zumos. También se trabaja la madera para el comercio local de muebles.

El sector turístico ha tardado mucho en desarrollarse debido a las deficiencias en los servicios de transporte.

A partir de 1980, el país empezó a crecer económicamente, en gran medida por las ayudas recibidas desde el exterior. Sin embargo, los objetivos propuestos no fueron alcanzados debido al escaso mercado y a la carencia de inversiones privadas extranjeras. La moneda es el caribe oriental.

Existen dos aeropuertos, el más importante es el de Melville Hall, a unos 50 kilómetros de la capital. Hay 780 kilómetros de viales, de los cuales sólo 393 kilómetros son carreteras asfaltadas. Los puertos con mayor tránsito comercial del país son los de Portsmouth y Roseau.

Comunicación

Dominica carece de prensa diaria; todos los periódicos son semanales, siendo los más importantes The Chronicle, The Times, The Sun y The Tropical Star.

No existe un servicio nacional de televisión, aunque la emisión por cable cubre gran parte del territorio de la isla. En cuanto a la radio, con emisoras privadas y públicas, cabe destacar la DBS Radio, Kairi FM y la ZGBC.

Los medios de comunicación están libres de la intervención del Gobierno y muchas veces emiten juicios críticos hacia él.

Administración y política

División territorial y forma de gobierno

El país se divide administrativamente en parroquias: San Andrés, San David, San Jorge, San Juan, San José, San Lucas, San Marcos, San Pablo y San Pedro. La capital es Roseau.

Panorámica aérea de la capital dominiquesa, Roseau.

Dominica tiene un sistema parlamentario, cuyo poder ejecutivo está representado por un presidente y un primer ministro. El gabinete de Gobierno es nombrado por el primero a propuesta del segundo.

El poder legislativo tiene una única cámara, la Asamblea, que cuenta con 30 miembros, 21 de los cuales son elegidos por el voto popular mientras los otros 9 lo son por el presidente, quien también tiene la responsabilidad de nombrar al primer ministro. Todos ellos permanecen en el cargo por periodos de cinco años.

La judicatura está representada por el Tribunal Supremo y la Corte de Apelación.

Servicios del Estado

La sanidad está cubierta por varios hospitales y centros médicos repartidos por toda la isla. Las enfermedades más comunes son la tuberculosis, la anemia, la diabetes y otras de carácter intestinal o de transmisión sexual.

La educación primaria es obligatoria y gratuita, impartida en los colegios estatales. Diversas escuelas dispuestas por todo el territorio ofrecen formación secundaria, mientras que la educación superior está representada por una sucursal de la Universidad de las Indias Occidentales.

Historia

Antes de la llegada de Cristóbal Colón a la isla en 1493, los indios caribes, provenientes de América del Sur, expulsaron a los primeros pobladores, los arawak. Debido a las dificultades que presentaba el terreno y la flora y fauna, Dominica fue uno de los territorios que los europeos más tardaron en explorar.

Los primeros colonos fueron los franceses, que empezaron a establecerse en la primera mitad del siglo XVII. Sin embargo, tuvieron que enfrentarse durante siglos a las pretensiones inglesas, que también ambicionaban el dominio de la isla. En 1748, tras el Tratado de Aquisgrán, británicos y galos reconocieron el carácter neutral del territorio y el derecho de los indios caribes a gobernarlo.

A pesar de todo, poco tiempo después Francia ocupó la isla, hasta que en 1763, por el Tratado de París, Dominica pasó a manos de los ingleses que, tras pugnas continuas contra los franceses, consiguieron el control absoluto del territorio en 1805, fecha en la que los galos se vieron forzados a abandonar la isla.

La isla pasó a formar parte de la administración de las colonias británicas, y en 1958 quedó integrada en la Federación de las Indias Occidentales, disuelta cuatro años más tarde.

Poco después, Dominica obtuvo el autogobierno en cuestiones internas, ya que la defensa y los asuntos exteriores seguían en manos de los británicos. En 1967, la isla se convirtió en estado asociado del Reino Unido, y en 1978 accedió a la independencia. En noviembre de este mismo año se promulgó la Constitución que definía al país como república.

Tras la independencia, la isla pasó a formar parte de la Comunidad Británica de Naciones, de la Organización de las Naciones Unidas, de la Comunidad del Caribe y de la Organización de Estados Americanos.

A principios de la década de 1980, Mary Eugenia Charles, del Partido de la Libertad de Dominica, que ella misma había creado para luchar por la libertad de prensa, obtuvo la presidencia, convirtiéndose en la primera mujer del Caribe que lo hacía. Durante su mandato sufrió dos intentos de golpe de Estado, aunque se mantuvo en el poder y en 1985 salió reelegida.

En agosto de 1979, el huracán David devastó la isla, destruyó gran parte de la ciudad y dejó sin vivienda a la mayoría de la población. Un año más tarde el país sufrió otro huracán, que provocó un receso muy grave en el crecimiento económico y desestabilizó la situación social y política de la nación.

En los inicios del siglo XXI, Dominica experimentó un proceso de estabilización política con el acceso a la jefatura de Gobierno de Pierre Charles en 2000. El primer ministro falleció en 2004 y fue relevado en el cargo por Roosevelt Skerrit. El nuevo Gobierno impulsó las relaciones diplomáticas con China, y el partido gobernante resultó vencedor en los comicios legislativos de 2005 y, de nuevo, en 2009. En septiembre de 2012, Eliud Thaddeus Williams fue investido presidente en sustitución de Nicholas Liverpool, quien decidió retirarse a causa de una enfermedad. En diciembre de 2014, el primer ministro Skerrit fue reelegido nuevamente para el cargo con el apoyo de una estrecha mayoría parlamentaria.

Sociedad y cultura

La cultura de Dominica es el resultado del mestizaje entre los pobladores originarios de la isla, los indios caribes, los colonizadores europeos, principalmente franceses e ingleses, y los grupos africanos, descendientes de los esclavos llevados al territorio para trabajar las tierras. Las expresiones artísticas más presentes en Dominica son la danza, la música y el teatro.

El nivel de vida de la población es muy bajo debido al estado de subdesarrollo de la economía. Las redes de abastecimiento de agua y de electricidad son bastante deficientes y muchas veces son causa de infecciones y enfermedades.