Jónico (Mar)

    El mar Jónico es un brazo del Mediterráneo rodeado por las costas de Grecia y Albania al este, Sicilia al sudoeste, e Italia al oeste y al noroeste. Sus aguas meridionales, comprendidas entre el cabo Passero, en Sicilia, y el cabo Gallo, en la península griega del Peloponeso, dan paso a las de Mediterráneo, que alcanzan en este área su mayor hondura, cercana a los 4.600 metros. El Jónico enlaza con otros mares limítrofes como el Tirreno, situado al oeste a través del estrecho de Messina, el Adriático, por medio del estrecho de Otranto, y con el Egeo utilizando el canal de Corinto.

    El litoral griego y el italiano presentan un contorno bastante irregular y accidentado salpicado por sucesivos golfos, como los de Catania, Squillace y Tarento en Italia, y los de Arta, Patrás y Corinto en Grecia, así como por una buena cantidad de islas, destacando las famosas islas Jónicas, entre ellas, Corfú, Leucas, Ítaca, Zante y Citeras, que se expanden en la costa oriental griega. La agricultura (vid, olivo y cítricos) y las capturas pesqueras constituyen las principales actividades económicas de sus habitantes. Entre los puertos más dinámicos figuran los de Siracusa, Catania y Tarento, pertenecientes a Italia, y los griegos de Kérkira y Patrás.

    Las costas situadas en torno al mar Jónico y sus islas constituyen fascinantes parajes llenos de incomparables atracciones culturales, históricas y naturales que generan considerables ingresos económicos procedentes de un turismo muy boyante.