Leptosoles

    Suelos caracterizados por la presencia de rocas a partir de los 25 cm de profundidad y cuyo contenido en materiales finos es muy escaso.

    Se subdividen en varios tipos. Los leptosoles líticos representan el caso genérico de los suelos leptosoles: se encuentran limitados a escasa profundidad por rocas o estratos cementados. En los leptosoles gélicos aparece una capa de permafrost. Los leptosoles úmbricos se caracterizan por la presencia de un horizonte superficial de tipo úmbrico: rico en materia orgánica pero con una tasa de saturación en bases que no alcanza el 50%. Los leptosoles móllicos disponen de un horizonte superficial móllico: rico en materia orgánica y saturado en bases. En los leptosoles dístricos, la capa superficial es muy delgada y tiene tendencia a endurecerse cuando se seca; la saturación en bases de la misma supera el 50%. Por último, los leptosoles eútricos son similares a los del caso anterior, salvo que en éstos la tasa de saturación en bases no llega al 50%.