Gypsisoles

    Suelos caracterizados por la presencia de una capa de elevado contenido en yeso, conocida como horizonte gypsico. En el caso de que el yeso se presente cementado, tal horizonte pasa a denominarse petrogypsico.

    Se dividen en tres grupos. Los gypsisoles pétricos son los ya mencionados, en los cuales el yeso aparece cementado hasta una profundidad de como máximo un metro. Los gypsisoles cálcicos son los provistos de un horizonte rico en cal. Este horizonte puede ser tan profundo como un tipo C (la tercera capa, a partir de la superficie, de las que componen el suelo, y en la que aparecen fragmentos de roca madre sin alterar). En el caso de que el horizonte cálcico sea el A (superficial), esto se deberá a la erosión de carbonato cálcico situado en otro emplazamiento y el posterior transporte de los detritos. Finalmente, los gypsisoles lúvicos poseen un horizonte B (la segunda capa, a partir de la superficie, de las que componen el suelo, donde se acumulan materiales arrastrados desde la superficie por el agua) rico en arcillas.