Greyzems

    Suelos provistos de un horizonte A (capa más superficial del suelo) de tipo móllico: muy abundante en materia orgánica, de tonalidades oscuras, saturado en bases y de unos 15 cm de grosor. Sobre la superficie de los agregados (unidades estructurales) del suelo aparecen granos de arena y porciones de limo libres de revestimiento. Además del horizonte A, los greyzems poseen otros dos: B y C. El primero está formado por materiales arrastrados por el agua desde la superficie. En el horizonte C, al hallarse más profundo, el efecto de la meteorización es menor, por lo que en él pueden encontrarse fragmentos sin alterar de la roca madre del suelo.