Lixisoles

    Suelos caracterizados por poseer una capa de tipo árgico: rica en arcilla procedente de niveles superiores y arrastrada hasta allí por el agua.

    Se dividen en varios tipos, entre los que destacan los siguientes: lixisoles plínticos son los que contienen plintita, una variedad de mica de tonalidad rojiza, consecuencia de la presencia de óxidos de hierro; lixisoles gleicos, saturados de agua y pobres en oxígeno; lixisoles estágnicos, caracterizados por poseer superficies muy lavadas, como resultado de corrientes de aguas meteóricas o procedentes de los deshielos; lixisoles álbicos, en los que aparece un horizonte inferior libre de arcilla y óxidos de hierro, y finalmente, lixisoles férricos, en los cuales el hierro aparece altamente segregado.