Erg

    Gran zona de desierto, superior a 125 kilómetros cuadrados, cubierta de arena transportada por el viento. Su nombre proviene del árabe y significa campo de dunas.

    La arena que forma los ergs procede de la erosión de materiales rocosos. Los bruscos contrastes de temperatura entre el día y la noche que se dan en los desiertos favorecen la fractura de las rocas, que posteriormente por impacto con la arena arrastrada por el viento ven cada vez más reducido su tamaño, hasta convertirse ellas mismas en arena. A continuación ésta es transportada por el viento hasta su lugar de deposición, donde se acumula y da lugar a formaciones características: las dunas. De este proceso se deduce que el tiempo necesario para la formación de un erg es muy elevado, en torno a un millón de años. Las dunas, por su parte, también son capaces de desplazarse por efecto de las corrientes de aire.

    Los ergs se presentan en zonas de áridas y extremadamente áridas, concentrándose entre los paralelos 20 y 40 de ambos hemisferios. Los principales ergs se hallan en el norte de África, donde el desierto del Sahara, el mayor del mundo, está constituido por varios ergs; en el centro y occidente de Asia, y en las regiones centrales de Australia. También se encuentran en la costa peruana y en el noroeste de la Argentina, así como en el Gran Desierto de Altar, una parte del desierto de Sonora, en México.