Tirreno

    El mar Tirreno estáintegrado en el Mediterráneo occidental y se encuentra rodeado por la península Itálica al nordeste, las islas de Córcega y Cerdeña al oeste, y la de Sicilia al sur.

    El área en la que el mar Tirreno alcanza su mayor profundidad, superior a los 3.700 metros, corresponde también a la zona más honda del Mediterráneo occidental. Numerosas montañas de origen volcánico se esparcen por el suelo marino, algunas de las cuales mantienen todavía su actividad. En el borde septentrional del mar, entre Córcega y el continente, emergen las islas Toscanas, siendo la de Elba la más extensa, que sirven de frontera entre el Tirreno y el mar de Liguria. El estrecho de Mesina, al sudeste, entre Sicilia y el territorio continental, permite comunicar el Tirreno con el mar Jónico. Por el sudoeste, el canal de Cerdeña y el estrecho de Bonifacio, este último localizado entre Córcega y Cerdeña, facilitan el enlace entre el Tirreno y las aguas mediterráneas occidentales.

    Numerosas islas se reparten por la superficie del mar Tirreno. Próximas a las costas italianas, mirando al golfo de Gaeta, se hallan las islas Poncianas, de cara al golfo de Nápoles, las de Ischia y Capri, las islas Lipario o Eolias, de naturaleza volcánica, en el litoral septentrional de Sicilia, y, siguiendo hacia el oeste, aparece Ustica. Volcanes tan conocidos como el Stromboli y el Vesubio se alzan mirando hacia la espléndida superficie azulada del mar Tirreno.

    Los puertos más destacados que se localizan en su entorno son los de Civitavecchia y Nápoles, en la península itálica, y el de Palermo, en la isla de Sicilia.

    En la antigüedad, el Tirreno encabezó la lista de los mares que los romanos fueron dominando en su conquista del que sería bautizado por ellos como mare nostrum (mar Mediterráneo).